martes, 17 de septiembre de 2019

El presidente del Atlético puede quedar impune gracias a la ley de Catalá

|

No hay mal que por bien no venga, ni ley que no convenga. Al menos eso ha debido pensar el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, implicado en el 'caso del ático' junto al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y su mujer, Lourdes Cavero.


Y es que la Fiscalía Anticorrupción de Málaga se ha olvidado de reclamar la segunda prórroga del caso y esto, según la ley del ex ministro de Justicia, Rafael Catalá -ahora empleado de la fundación del Atlético de Madrid-, impulsada en 2015, debe llevar al cierre del caso "por haber transcurrido y finalizado el plazo de la segunda prórroga acordada".


Rafael Catalá


Así lo ha pedido entonces la defensa del presidente del club rojiblanco para poder quedar fuera de la causa ya que la segunda prórroga expiró el 27 de de octubre de este 2018. Porque, pese a que el caso se inició en 2012, la ley de Catalá contempla que se pueda aplicar a casos ya abiertos, como el del ático.


La amistad con Cerezo y Catalá hace malpensar desde que se filtrara que el propio ministro de Justicia le deseara al presidente del Atlético que "se acabarán los líos", refiriéndose a este caso y una vez ya aprobada la ley y pedida la primera prórroga del caso.


Las buena relaciones no terminan aquí ya que según unas escuchas de la Guardia Civil, Cerezo le dijo en su día a Ignacio González hablando del caso que "Rafa", como se dirigía al entonces ministro, "me lo está mirando".

relacionada Según la Ser y El Mundo el ático de Ignacio González lo pagó Enrique Cerezo

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH