domingo, 25 de agosto de 2019

Prestaciones públicas 2019: suben los sueldos de los funcionarios, las pensiones de viudedad y también la edad de jubilación

|

Con la subida del salario mínimo, de los sueldos públicos y las pensiones de viudedad, la edad legal de jubilación se retrasa 8 meses más. 


Los españoles que quieran jubilarse el próximo año con el 100% de la pensión tendrán que tener al menos 65 años y ocho meses cumplidos, en virtud de la reforma de pensiones de 2013, en la que se elevaba progresivamente la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años, en un horizonte total de 15 años.


Estos 65 años y ocho meses será la edad que se exija para quienes acrediten menos de 36 años y nueve meses de cotización (en 2018 se exigían 65 años y seis meses cumplidos para poder jubilarse con menos de 36 meses y seis meses cotizados).


Si se superan los 36 meses y nueve meses cotizados, los trabajadores que quieran jubilarse el próximo año con el 100% de la pensión tendrán que tener 65 años cumplidos.


Lo que no cambió con la reforma de 2013 es el requisito de cotización mínima para poder acceder a la pensión contributiva de jubilación, que se mantuvo en al menos 15 años, dos de los cuales deben estar comprendidos en los 15 años anteriores a la jubilación.


Terceraedad


Además, el próximo año el periodo de cálculo de las pensiones sube un año respecto a 2018, desde los 21 hasta los 22 años.


Jubilación parcial

En el caso de que los trabajadores quieran acceder a la jubilación parcial sin que la empresa haga un contrato de relevo, la edad mínima de acceso será la edad ordinaria de jubilación que en cada caso resulte de aplicación.


Si la empresa hace un contrato de relevo para cubrir el tiempo de trabajo que deja de trabajar la persona que se jubila parcialmente, la edad mínima de acceso para la jubilación parcial será desde el 1 de enero de 2019 de 61 años y 8 meses si tiene cotizados 34 años y 9 meses o más, o de 62 años y 4 meses en el caso de que tenga 33 años cotizados.


Subida del salario de los funcionarios

El salario de los empleados públicos subirá con la llegada de 2019 al menos un 2,25%, cifra a la que podrá sumarse un 0,25% ligado a la evolución del PIB y otro 0,25% procedente de fondos adicionales, lo que beneficiará a unos 2,5 millones de trabajadores de las tres administraciones públicas (Estatal, Local y Autonómica).


El incremento del 2,25% lo cobrarán todos los empleados públicos de todas las administraciones de manera lineal.


Respecto al 0,25% procedente de fondos adicionales, no todos los funcionarios se beneficiarán del mismo, ya que estará sujeto a negociaciones entre las organizaciones sindicales y cada administración. Este porcentaje tiene por objetivo la implantación de planes de mejora de la productividad y eficiencia.


El otro 0,25% está condicionado a la evolución del Producto Interior Bruto (PIB) del próximo año. Para poder cobrarlo entero, el PIB tendría que crecer en 2019 un 2,5% y la previsión es que lo haga un 2,3%.


El incremento del salario de los empleados públicos para 2019 es fruto de un acuerdo que los sindicatos alcanzaron con el Gobierno del PP, con Cristóbal Montoro como ministro de Hacienda, y que el Ejecutivo socialista se comprometió a aplicar.


Funcionarios


El Consejo de Ministros del pasado 21 de diciembre decidió aprobar un Real Decreto de medidas urgentes para hacer efectiva esta subida desde el próximo martes, evitando así que existiera un periodo de incertidumbre hasta aprobar la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2019.


Los sindicatos de la Función Pública habían reclamado al Gobierno que procediera a aprobar esta subida por decreto ante el retraso en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2019 y la consiguiente prórroga presupuestaria de los de 2018.


Las organizaciones sindicales no querían demoras en la aplicación de la subida salarial para los empleados públicos.


Dejar ésta en manos de los Presupuestos de 2019 o de un decreto posterior al mes de enero habría supuesto su aplicación con efectos retroactivos, una fórmula que ya se ha utilizado en otras ocasiones y que los sindicatos no querían que se repitiera.


Subida de las pensiones de viudedad

La base reguladora de la pensión de viudedad subirá a partir del 1 de enero desde el 56% al 60% a las personas con 65 o más años que no perciban otra pensión pública, tal y como se estableció en un Real Decreto aprobado por el Gobierno el pasado mes de julio.


La mejora de la base reguladora de la pensión de viudedad es independiente de la subida de las pensiones que se aplicará el próximo año (1,6% con carácter general, menos las pensiones mínimas y no contributivas, que aumentarán un 3%). 


La base reguladora de la pensión de viudedad ya aumentó desde el 52% al 56% el pasado mes de agosto, lo que implicaba una subida del 7,7% en la cuantía de la pensión, según los cálculos que facilitó el Ejecutivo. Este nuevo incremento de la base hasta el 60% conllevará una subida similar en el importe de los pensionistas beneficiarios, del 7,1%.


Con esta mejora de la base reguladora se desarrolla la disposición adicional trigésima de la reforma de pensiones de 2011, en la que se contemplaban subidas para las pensiones de viudedad de mayores de 65 años con menores ingresos. El Gobierno de Mariano Rajoy fue aplazando su cumplimiento año tras año a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado.


En concreto, dicha disposición establecía que el Gobierno adoptará las medidas reglamentarias oportunas para que la cuantía de la pensión de viudedad a favor de pensionistas con 65 o más años que no perciban otra pensión pública equivalga al 60% de la base reguladora, siempre que no perciban ingresos por la realización de un trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia ni tampoco rendimientos o rentas que, en cómputo anual, superen el límite de ingresos que esté establecido en cada momento para ser beneficiario de la pensión mínima de viudedad.


La disposición establecía que la subida hasta el 60% de la base reguladora se llevaría a cabo de forma progresiva y homogénea en un plazo de ocho años.


Finalmente, y según lo establecido en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 y en el Real Decreto de julio, se decidió proceder a esta subida en dos años para cumplir con los plazos establecidos: la base reguladora aumentó desde el 52% al 56% el pasado 1 de agosto de 2018 y subirá desde el 56% al 60% con la llegada del nuevo año.


Personasmayores


Para la Seguridad Social, la aplicación de la base reguladora del 56% ha supuesto un aumento del gasto estimado de 301,31 millones de euros desde el 1 de agosto hasta finales de 2018.


A partir del próximo ejercicio, cuando se suba hasta el 60%, el aumento del gasto anual para el sistema de la Seguridad Social será de unos 1.382 millones de euros al año, según los cálculos del Ejecutivo.


En el caso de que sean pensiones complementadas a mínimos, no percibirán variación en la paga, ya que el Estado complementa adicionalmente su pensión hasta un mínimo que se fija anualmente en los Presupuestos Generales del Estado. Por lo tanto, esta mejora se absorbe parcial o totalmente en el complemento que abona el Estado.

1 Comentarios

1

Buenos días, con las normas de la Nueva Reforma un funcionario perteneciente al Régimen General de la Seguridad Social puede alargar su vida laboral más allá de los 65 años?? GRACIAS

escrito por Rosa 08/ene/19    12:22

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH