Cesc Fàbregas, el patito feo del Barça que jamás tuvo una oportunidad

|

Cesc Fàbregas


Francesc Fàbregas Soler, 'Cesc' para la afición blaugrana, se encuentra en negociaciones con el Mónaco para fichar por el que quizá sea su último equipo antes de retirarse. El futbolista de Arenys de Mar cumple 32 años el próximo mes de mayo y, tras finalizar su contrato con el Chelsea, quiere encontrar un nuevo destino lejos de Reino Unido.


'Cesc' ha sido una de las grandes promesas desaprovechadas de la era Guardiola. Cuando el difunto Tito Vilanova confió en las habilidades del joven centrocampista, seguramente ni el staff ni la afición sospechaban que su paso por el Barça fuese tan breve. El club despachó al futbolista hacia Londres en dos ocasiones: la primera con 16 años, para fichar por el Arsenal, y la segunda a los 27, para fichar por el Chelsea de Mourinho. Se antepuso la liquidez rápida antes de trabajar una cantera local de jugadores provenientes de La Masía.


Incluso en un momento entre su ida y regreso del Reino Unido, Cesc recibió una tentadora oferta del Real Madrid. Esa propuesta fue buena muestra del escaso aprecio o confianza que por distintos motivos tuvo el Barça con el jugador. Aunque finalmente Cesc no aceptó los cantos de sirena del club blanco, ese episodio le marcó negativamente ante la afición, que lo tildó de "pesetero" y "chaquetero".


A 'Cesc' se le llegó a silbar desde las graderías del Camp Nou y empezó a sentirse incómodo para ocupar un puesto destacado en el once titular. De ahí que hiciera las maletas de nuevo y se embarcara hacia Albión.


En Inglaterra ha cosechado una buena panoplia de títulos --entre ellos tres Premier League--, a la vez que sus participaciones en la selección española han sido celebradas. Ahora 'Cesc' quiere conquistar el corazón de la afición monaguesca en este nuevo periplo de ida y vuelta.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH