La Galería Mayoral reivindica al Tàpies más emocional y cercano

|

Antoni tu00e0pies galeru00eda mayoral


La Galería Mayoral de Barcelona se ha propuesto releer la obra del artista Antoni Tàpies en una exposición que reivindica la "emocionalidad" de las obras del informalista y las hace dialogar con la actualidad, han explicado el comisario Arnau Puig, el galerista Jordi Mayoral y el consultor cultural Llucià Homs.


La muestra 'Tàpies Hoy' incluye 11 pinturas de medio y gran formato que comprenden el periodo de 1958 hasta 2002 y abre los actos conmemorativos para festejar 30 años de la galería en su sede de Consell de Cent de Barcelona, donde se podrá visitar hasta el 13 de abril.


El filósofo y crítico de arte Arnau Puig, último exponente del grupo Dau al Set y amigo de Tàpies, ha destacado la vigencia de Tàpies: "Me sigue estremeciendo y conmoviendo", y da paso a la reflexión, ha subrayado.


"Su historia (la de Tàpies) es suya, no es la mía, pero las señales y astillas me provocan a mi", ha defendido el comisario, que este miércoles cumple exultante los 93 años de edad.


"Tàpies pasa decididamente al informalismo en 1954 y desde ese momento y sucesivamente las pinturas se convierten en espacios matéricos que objetivamente no reflejan más que el yo de su autor", ha subrayado.


Ha subrayado que las obras de la exposición siempre incorporan elementos relacionados con la realidad, sea objetiva o subjetiva, y con la técnica del 'collage' el artista busca "enganchar" objetos amados, apreciados o que contengan y recuerden experiencias personales.


RECHAZO DE LO IMPERSONAL Y NEUTRO


A su juicio, esta "emoción" también está presente en los números, letras e inscripciones en la superficie pictórica, convencido de que Tàpies rechaza todo aquello que pueda ser impersonal y neutro.


La galería, que considera a Tàpies como parte de su ADN, también quiere ser un toque de atención, una "denuncia" sobre la situación artística que vive la obra del artista en la actualidad, tanto a nivel académico como internacional, ha evidenciado Homs.


La exposición se complementa con un trabajo de investigación y un catálogo que recoge reflexiones de los que han sido los cuatro directores de la Fundació Antoni Tàpies, y el actual líder del espacio de arte, Carles Guerra, hace un diagnóstico "especialmente crudo" de la situación del artista.


Según evidencia en la entrevista que recoge el catálogo, Tàpies empieza a estar ausente de los discursos museísticos del siglo XXI, ante lo que los impulsores de la exposición no quieren solo reivindicar las múltiples lecturas del artista muerto hace siete años, sino que quieren contribuir a visibilizarle a las puertas de la celebración de su centenario en 2023.


La obra de Tàpies, que en la galería comercial se venderá por precios entre los 150.000 y 600.000 euros, goza de un buen momento en el mercado del arte, si bien sus discursos académicos e influencia "no están a la altura", ha lamentado Homs.


Puig ha subrayado que si el museo y centro investigador de arte contemporáneo dedicado a Tàpies estuviera en otra ciudad como París o Nueva York el espacio estaría siempre lleno de colas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH