Fomento del Trabajo critica duramente el proyecto de presupuestos de Sánchez

|

Snchezllibrefoment


Fomento del Trabajo ha considerado este lunes que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2019 lastra la competitividad empresarial con medidas que suponen más presión fiscal para las compañías, como el Impuesto de Sociedades, el IRPF, el Impuesto de Patrimonio y el nuevo incremento previsto de las cotizaciones a la Seguridad Social.


En un comunicado, la patronal catalana ha expresado su preocupación por estos tributos y ha indicado que, a través de los mecanismos previstos por la Ceoe, trasladará una reflexión al Gobierno ya los grupos parlamentarios sobre el impacto que estas medidas tendrán sobre las empresas si no se modifican.


Además, el Comité Ejecutivo de Fomento del Trabajo ha sostenido que las cuentas son "demasiado expansivos en un contexto en el que la deuda pública sigue siendo un elemento de preocupación".


Por ello, ve adecuada una revisión profunda y ahorro en el gasto corriente de las administraciones públicas para que los mecanismos de contención del déficit "no sigan lastrando excesivamente la inversión o sustentándose en un aumento de la fiscalidad sobre las empresas".


Asimismo, consideró "demasiado bajas" las partidas destinadas a investigación, innovación y desarrollo, pymes, comercio e impulso de la reindustrialización en comparación con otros países homologables en España, por lo que sostuvo que es necesario reforzar el gasto destinado a la economía productiva.


Sin embargo, ha valorado positivamente "la capacidad del Ejecutivo de Pedro Sánchez de presentar una propuesta de Presupuestos que cumpla con los objetivos de reducción del déficit", y espera que en el trámite parlamentario prosperen las enmiendas que permitan aprobarlos salvaguardando la competitividad de la economía.


PROPUESTAS


Fomento del Trabajo ha elaborado una propuesta en la que plantea eliminar el incremento de la presión fiscal que conlleva en estos presupuestos el Impuesto de Sociedades, que fijan un pago mínimo del 15% y reducen el porcentaje del doble de imposición, del 100 % al 95%.


También propone eliminar el incremento de la presión fiscal del IRPF, que sube en cuatro puntos el tipo marginal máximo, y resalta que el Impuesto de Patrimonio, en lugar de desaparecer, aumenta su tributación hasta un 3,5%, un porcentaje que la patronal considera "confiscatorio".


Asimismo, quiere corregir a la baja el incremento del 7% de las bases máximas de las cotizaciones a la Seguridad Social porque "perjudica considerablemente la competitividad de las empresas".


A pesar de todo ello, la patronal catalana ha valorado positivamente el aumento de la inversión pública y de la dirigida a Cataluña, porque aunque no llega a alcanzar el peso de la economía catalana en el PIB español --lo en un 19,2%--, se situó en un 16,8%: "en cualquier caso es imprescindible y esencial la ejecución del 100% de las inversiones previstas".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH