martes, 12 de noviembre de 2019

Un entrenador de nadadoras de élite catalanas abusaba de ellas sexualmente

|

* Toda la información de esta noticia proviene de un reportaje de investigación que ha publicado el ARA a fecha del 25 de enero de 2019.


Leo Armentano es un caso de silenciación de abusos sexuales durante 17 años en el mundo de la natación catalana y española, debido al abuso de poder y la falta de protocolos en Catalunya y en todo el país para evitar la asiduidad de estas situaciones.


Armentano arrancó su carrera como entrenador de natación en Molins. De allí saltó a Olot, después en la residencia Blume y posteriormente en Las Palmas, donde estuvo a seis años. Era uno de los mejores técnicos de natación de toda España, con métodos poco convencionales, como explican la mayoría de entrenadores que lo conocieron.


En 2003, el ténico fue condenado a dos años de cárcel por abusar de tres nadadoras en Las Palmas, una de las cuales era menor. Se aprovechaba de la esperanza de las chicas de participar en campeonatos y se las llevaba a una sala donde -siempre a solas- les hacía "adoptar posturas indecorosas y les hacía tocamientos en pechos, nalgas e incluso la vagina", tal como detalló la sentencia contra él.


La noticia salió a la luz cuando estaba en Asturias trabajando, y esto hizo que tuviera que marchar precipitadamente para volver a Catalunya. Entonces, tres años después de la condena, llegó a Sant Feliu de Llobregat, donde estuvo tres años, hasta que en 2009 el CN Lloret, un club joven que necesitaba un técnico para impulsar la entidad, fue- a buscar.


Tal como se explica en el reportaje consultat, dentro del mundo de la natación mucha gente conocía la historia de Armentano, pero nadie alertó a la cúpula lloretense los antecedentes que tenía el hombre que se encargaría de gestionar los nadadores, la mayoría menores. Durante estos años compaginó el trabajo en Lloret con la dirección técnica del Prat Triatlón, y comenzaba a reorientar su carrera sin que sus antecedentes penales le afectaran en el transcurso de la misma.


Natacionabusos


Armentano continuó abusando

Diez años después de abusar de tres chicas en Las Palmas, en 2013, volvió a hacerlo. Fue en Pontevedra, en unos campeonatos de España celebrados entre el 23 y el 26 de julio. La sentencia por este segundo caso de abusos no se dictó hasta el 29 de marzo de 2016, y la pena quedaba suspendida mientras no cometiera otro abuso en los siguientes 3 años.


Antes de que se supiera la sentencia del caso de Pontevedra, ya lo denunciaron por otro delito de abusos sexuales, un caso que se acabó archivando en 2014 en Sant Feliu de Llobregat para que no se pudo acreditar que él cometiera el delito.


El año pasado, el 5 de marzo de 2018, volvió a abusar, de nuevo sin impugnación. Las cámaras de vigilancia registraron como le tocaba los pechos a una nadadora y después le daba un beso una noche en la piscina de Molins de Rei.


El silencio de los "comprados" por Armentano

El técnico sabía crear el clima adecuado para que nadie hablara. Se ganaba la complicidad de ellas y también de ellos. No de todos, pero de la mayoría. En septiembre del 2000 fueron a Andorra a hacer una estancia en un albergue de dos plantas, en Canillo. El entrenador permitió que los nadadores hicieran agujeros en el suelo de madera de la habitación de material, que daba a la de las chicas, para espiarlas.


Eso sí, intentaba que las nadadoras que tenía cerca no estuvieran dentro de la habitación cuando los chicos miraban. Les daba lo que él no quería que estuvieran contentos y callados.


"No era él solo, era todo un grupo que se protegía", lamenta el novio de una de las nadadoras que sufrieron los abusos de Armentao, que también era ex nadador del club de Molins.


Underwater 1150045 1920


Otros casos de abusos en Catalunya que pasaron por el juzgado

En 2016, la justicia condenó a más de 14 años de prisión Carlos Sallés por abusar de cuatro chicos de entre 8 y 11 años entre 2008 y 2014 en un club de hockey en el Vallès. Durante estos seis años, el hombre -un padre- utilizaba sus hijos como excusa para hacer tocamientos en la zona genital de los niños y grabarlos. Tenía más de 5.000 fotografías y 66 vídeos pornográficos. Lo hacía habitualmente en el vestuario, hasta que un padre lo detectó, pero también había cometido el abuso en su casa, aprovechando que un niño había ido a jugar con su hijo.


También en el Vallès, en Barberá, en 2015 se condenó por 3 delitos de abusos sexuales y 11 de producción de material pornográfico Xavier Ven. Eran menores de entre 12 y 15 años que iban a su casa a jugar a la Play Station e incluso se quedaban a veces a dormir, sin levantar ningún tipo de sospecha porque era su entrenador de baloncesto. Además, ven creó una identidad falsa en las redes haciéndose pasar por una chica (Fanny) para pedir a las víctimas que se masturban o introdujeran un lápiz por el ano. También hizo tocamientos y una felación a otros chicos, ya mayores de edad, mientras iban bebidos o dormían. Lo tenía todo grabado y la policía lo encontró cuando entró en su casa.


Si no se mejora el protocolo de actuación, los abusos continuarán

Según el informe del Síndic de Greuges sobre el abuso sexual infantil en Catalunya de 2016, afecta a 1 de cada 6 niños: el 15% de los menores catalanes sufren abusos y sólo uno de cada 100 casos llegará a los Mossos.


Ahora mismo, en Catalunya no hay un marco legal específico para prevenir esta problemática, sino que se rige por el protocolo marco de actuaciones contra el maltrato de niños y adolescentes, creado en 2017. La secretaría general del Deporte asume que debería hacer protocolos sectoriales para minimizar riesgos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH