Arte y emociones en el CaixaForum

|

El mundo de las emociones visto desde el arte figurativo y clásico y el más vanguardista se ha convertido en hilo conductor de una exposición en el CaixaForum Barcelona que reivindica la capacidad de conmover de las obras contemporáneas, a menudo posicionadas en el terreno racional.


Lo ha explicado la comisaria de la exposición 'Poéticas de la emoción', Érika Goyarrola, en la presentación del recorrido que reúne 44 obras de 21 artistas como Bill Viola, Joan Miró, Julio González, Perejaume, Joaquim Mir, Manolo Millares, Günther Förg, Colita, Francesca Woodman y Carla Andrade.


"La historia ha sido muy negativa con respecto a las emociones", y desde hace 40 años diferentes disciplinas han rescatado las emociones como parte destacada del ser humano, y lo han hecho desde la psicología, la antropología, la sociología, la historia del arte, la filosofía y la historia, ha destacado la comisaria.


Arte y emociones en CaixaForum


La muestra se sumerge en la forma en que el arte ha incorporado las emociones en su discurso a lo largo de la historia, y las obras muestran cómo son transformadas las emociones básicas comunes a la experiencia humana en emociones estéticas representadas con gestos y signos.


El recorrido empieza con la emoción del sujeto a partir de la representación expresiva de los personajes protagonistas a través de obras contemporáneas y piezas de arte religioso que expresan dolor o tristeza.


Destaca en este espacio un diálogo entre la clásica 'La Piedad' de Ramon Padró Pijoan, de 1850, con la imagen del fotoperiodista Enric Folgosa que recupera la iconografía para retratar el sufrimiento de la guerra en 'Funeral en Kosovo' (1998).


En este ámbito también se puede ver una pieza de la colección del MNAC que es de autor anónimo y que se titula 'Plañideros' y una potente 'I'm too sad to tell you', de Bas Jan Ader, y 'The silent sea', de Bill Viola.


En esta pieza de videoarte, los nueve actores representan de forma individual diferentes emociones, desde la pena hasta el miedo o la ira, y el fondo negro, la luz teatral, la cámara lenta y el realismo de las expresiones amplían la visibilidad del arco emocional.


En el segundo ámbito, se pueden ver piezas en las que la emoción se expresa de forma metafórica gracias a la traslación del estado anímico del artista al paisaje y a la arquitectura representados, como se puede ver en un cuadro de Perejaume y fotografías de Woodman.


Finalmente, en el tercer ámbito se analiza la forma en que el arte se apropia de la emoción que vertebra el campo social, desde movimientos sociales y política hasta la esfera de la fiesta o las celebraciones populares.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH