miércoles, 22 de mayo de 2019

Rull asegura que no se gastó ni un euro público el 1-O

|

El juicio por el procés independentista en el Tribunal Supremo se ha reanudado este miércoles con el interrogatorio al ex conseller de Territorio y Sostenibilidad Josep Rull, quien ha comenzado a contestar al interrogatorio de la que fuera fiscal general del Estado Consuelo Madrigal.


Josep Rull en el Tribunal Supremo


Antes de ello ha advertido que no respondería a la acusación popular, ejercida por Vox, por respeto a las mujeres y a las personas "que sufren homofobia, racismo y transfobia".


En su declaración, el político preso ha sentenciado que "no se gastó ni un euro público para hacer el referéndum" del 1 de octubre de 2017.


"Si el principio democrático es constantemente ignorado, la legitimidad queda ignorada. Siempre ponderábamos entre el principio de la ley y el principio democrático", ha defendido Rull.


Jordi Turull, el exconseller de Presidencia responsable de la logística del 1-O, también habló ayer de "ponderación" a la hora de tomar decisiones en el Govern.



El exconseller  ha dedicado este miércoles varios minutos de su declaración en el juicio del procés a acusar al Tribunal Constitucional (TC) de falta de "legitimidad moral" porque, a su juicio, ha sido "instrumentalizado" por el Gobierno central contra el independentismo catalán. 


El acusado ha recurrido a una resolución del Tribunal Supremo de Canadá para justificar las continuas desobediencias al Alto Tribunal español cuando suspendió las leyes de desconexión.


"FALTA DE LEGITIMIDAD MORAL DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL"


En un áspero cruce de preguntas y respuestas con la fiscal Consuelo Madrigal, Rull ha admitido que fue advertido hasta en seis ocasiones por el Constitucional en los meses previos al referéndum del 1 de octubre de 2017, desde la aprobación del proceso constituyente hasta la ley de transitoriedad, pero ha censurado que el tribunal recurriese en tantas ocasiones al artículo 16.2, según el cual una norma autonómica queda automáticamente suspendida cuando el TC admite a trámite una impugnación del Gobierno de la nación.


"Hay una falta de legitimidad moral del Tribunal Constitucional por ser sistemáticamente instrumentalizado por el Gobierno y suspendida. Hay una utilización sistemática, constante, permanente por parte del Estado y el Constitucional se ha dejado instrumentalizar para dejar la autonomía de Catalunya absolutamente minimizada", ha explicado.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH