sábado, 7 de diciembre de 2019

​El Ayuntamiento rebajó su control sobre Serveis Funeraris porque tenía "una buena gestión"

|

Serveis funeraris ok


A la vista del ahínco con que Eloi Badia sigue defendiendo su proyecto de funeraria pública --pese a no contar con suficientes apoyos políticos ni simpatías dentro de Serveis Funeraris de Barcelona (SFB)--, resulta contradictorio que hace apenas tres años, el Ayuntamiento considerase que Serveis Funeraris estaba llevando a cabo "una buena gestión".


En el acta del consejo de administración de la empresa municipal celebrado el 27 de septiembre de 2016 --a las que ha tenido acceso Catalunyapress--, Jordi Martí --que actuaba en su nombre y en representación de Eloi Badia, como consta en las firmas del documento-- celebró que "la compañía está cumpliendo perfectamente sus compromisos" y dejó claro que para el consistorio, SFB cumplía "con sus compromisos de inversión" y tenía una "buena gestión".


Hasta tal punto llegaba la confianza del equipo de gobierno, que pese a que el presidente del consejo de administración mostró su "preocupación" porque los consejeros del ayuntamiento no velasen suficientemente por el buen hacer de la empresa, se acordó por unanimidad suspender la actividad de la comisión permanente.


El gerente municipal añadió que "la participación del ayuntamiento es muy minoritaria" (solo un 15%), por lo que los esfuerzos debían dirigirse a otras empresas con mayor participación y complejidad en la gestión.


CALIDAD DE LOS SERVICIOS Y COMPROMISO SOCIAL


Durante la reunión, Martí fue informado tanto de las acciones que en materia de responsabilidad social corporativa había adoptado SFB, como de la elevada puntuación que las encuestas de satisfacción ciudadana mostraban acerca de los servicios de la empresa --en concreto, el 86,8% de los encuestados otorgaba puntuaciones de un intervalo 8-10--.


En el acta no queda constancia de que Martí cuestionase ninguno de estos puntos. El gerente tampoco realizó en el turno de ruegos y preguntas ninguna mención a las mejoras de transparencia adoptadas por la compañía, ni criticó las tarifas de la empresa municipal, que han sido uno de los principales argumentos esgrimidos por Badia.


UN PROYECTO PRÁCTICAMENTE DESARTICULADO


Tras la confirmación de que tanto el PSC como el PDeCAT van a votar en contra del proyecto, la funeraria pública ha quedado tocada de muerte. Actualmente, los comuns solo cuentan con los votos favorables de la CUP y para aprobar una rebaja sustancial del proyecto inicial: la creación de salas adicionales de velatorio cuyo emplazamiento y coste ni siquiera está establecido aún.


Además, el pasado miércoles fueron los empleados de Serveis Funeraris los que mostraron su total rechazo a la iniciativa. El portavoz del comité de empresa de SFB, Jordi Fernández, rechazó el operador municipal de forma tajante: "Estamos totalmente en contra de la privatización del 100% de SFB".


Fernández recordó que la empresa era en el pasado totalmente pública y que se fueron vendiendo acciones, y ha avisado de que la funeraria pública representaría una competencia desleal. Por su contra, el portavoz de los trabajadores propone al Ayuntamiento que si de verdad desea reforzar el papel del consistorio en la empresa, adquiere una cuota de acciones mayor.


DOS FLECOS QUE SIGUEN SIN CERRARSE


Aparte de la falta de un plan económico, Badia aún no ha detallado en qué lugar se ubicará el nuevo tanatorio. ¿Se ha pensado ya en un espacio en Montjuïc? ¿Se ha contado con el beneplácito de los vecinos? Una instalación de las dimensiones proyectadas requiriría una situación estratégica y consensuada que todavía no se ha desvelado.


Asimismo, la negativa de los trabajadores de la empresa mixta también puede deberse a que no se les ha dado garantías sobre su futuro laboral. La constitución de una nueva empresa pública que pudiera sustituir al operador públicoprivado no garantiza que todos los empleados sean transferidos a la nueva empresa con las mismas condiciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH