Cuixart y Forcadell, los últimos acusados en declarar el martes antes de la fase de testigos

|

El tribunal del 'procés' en el Tribunal Supremo retomará el próximo martes sus sesiones con el interrogatorio a los dos últimos acusados que aún no han podido ser escuchados, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, cuyo testimonio previsiblemente consumirá toda la jornada del día 26.


A partir del miércoles dará comienzo la fase testifical, que pretende concentrar entre el miércoles y el jueves la comparecencia de un total de veinte personas.


La Fiscalía pide 17 años de prisión y 17 años de inhabilitación para Cuixart por el delito de rebelión agravada por condición de jefe o promotor y por la malversación de caudales públicos. La Abogacía del Estado solicita 8 años de cárcel por sedición; mientras que Vox pide 62 años de prisión por dos delitos de rebelión y organización criminal.


El Ministerio Público le acusa de participar en las reuniones organizativas para la consecución de la independencia, en la que se destacó su capacidad de movilización. Al igual que al líder de Assemblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez, le imputa reiterados llamamientos para votar un referéndum en las distintas manifestaciones, como en la concentración del 20 de septiembre de 2017.


Su defensa ha denunciado reiteradamente la vulneración del derecho de reunión pacífica y derechos civiles y democráticos del líder social y advierte que si se le condena, la Justicia internacional sancionará a España por la vulneración de los derechos humanos.


Cuixart, bassa, forcadell


ACUSACIÓN CONTRA FORCADELL


Forcadell también se enfrenta a una pena 17 años de prisión y 17 años de inhabilitación por el delito de rebelión agravada por condición de jefe o promotor y por la malversación de caudales públicos. La Abogacía del Estado solicita 10 años de cárcel por sedición; mientras que Vox pide 62 años de prisión por dos delitos de rebelión y organización criminal.


La Fiscalía le acusa de haber permitido la tramitación y aprobación de las leyes de desconexión y convocatoria de referéndum, incumpliendo las sentencias del Tribunal Constitucional. En su escrito de acusación provisional destaca también la participación de la exmandataria en actos y llamamientos a favor de la independencia de Catalunya.


La defensa de la expresidenta del Parlament la desvincula de cualquier decisión de la convocatoria del 1-O, así como de la aprobación de la DUI, sobre la que explica que llegó al Pleno de la cámara autonómica a petición de los grupos parlamentarios. Argumenta que nunca participó en la toma de decisión del Govern en torno al proceso soberanista y que cuando Junts pel Sí y la CUP pidieron debatir y votar las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica, se limitó a actuar de acuerdo al reglamento del Parlament.


TESTIGOS


La Sala ha concentrado los próximos miércoles y jueves la comparecencia de los primeros veinte testigos del juicio, lo que supone fijar para el 27 de febrero -una día más tarde de lo inicialmente previsto- la comparecencia del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy (1). Ese mismo día también están citados el presidente del Parlament Roger Torrent (2) la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría (3), el expresidente de la Generalitat de Catalunya Artur Mas (4) y el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro (5).


La razón se encuentra en la imposibilidad del tribunal de cumplir con sus planes inicialmente previstos para las sesiones de la semana pasada, en la que se esperaba haber podido sustanciar la declaración de los doce acusados.


La fase testifical permitirá el estreno en el juicio de los letrados de la acusación popular ejercida por Vox, a los que no se ha podido escuchar hasta este momento dada la negativa de los acusados a responder a sus preguntas. Muchos de los testigos ya citados, entre ellos Rajoy, han sido solicitados por esta parte, por lo que los abogados de Vox Javier Ortega Smith y Pedro Fernández serán los primeros en interrogarles.


Según la diligencia de ordenación dictada el pasado viernes, las veinte primeras testificales se concentran en el miércoles y el jueves, diez testigos por día para cada uno de los cuales se han reservado 30 minutos.


El primero en comparecer seguirá siendo el diputado de ERC Joan Tardá (6), y le seguirán el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent; y el expresidente de la Generalitat Artur Mas. 


Tras los políticos catalanes será el turno de Sáenz de Santamaría y el exministro Montoro.

Por la tarde, a las 16.00 horas, será el turno de Rajoy, seguido de la excoordinadora general del PdeCAT Marta Pascal (7) y de la expresidenta del Parlament Nuria Gispert (8). Cierran el calendario del miércoles las comparecencias de los exdiputados de la CUP Eulalia Reguan (9) y Antonio Baños (10).


El 28 de febrero comenzará con la testifical del lehendakari Iñigo Urkullu (11) y le seguirán el diputado de ERC Gabriel Rufián (12); el exparlamentario catalán Albano Dante-Fachín (13); el expresidente del Parlament Ernest Benach (14); y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (15).


La sesión de la tarde del jueves se ha reservado para el exministro del Interior Juan Ignacio Zoido (16) -cuya testifical se ha incluido en el trámite de cuestiones previas del juicio-; el exportavoz de En Comú Podem Xabier Domenech (17); el secretario general de Trabajo de la Generalitat, Josep Ginesta (18); el secretario de Asuntos Sociales y Familia, Francesc Iglesias (19); y el director del Catsalut, Adrià Comella (20).

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH