Los merengues no logran desquitarse ante el Barça por la derrota de la Copa (0-1)

|

Arthur barcelona madrid liga


Desquitarse de la "manita" del Barça en octubre y de que los azulgranas los apeasen de la Copa del Rey. Con este doble objetivo recibieron este sábado los merengues a los culés en el Santiago Bernabéu.


Pero el propósito del once de Solari no llegó a buen puerto. Bastó un gol de Rakitic en el minuto 26 de la primera parte para que los barcelonistas ganasen el encuentro y se fueran con la sensación de que (casi) tienen la temporada en el zurrón.


Solari afrontó el clásico con los mismos titulares que saltaron al césped en el fatídico partido de la Copa, mientras que por el lado azulgrana apenas hubo cambios.


Messi estuvo más dinámico que en el duelo copero, y el resto de barcelonistas también actuaron con rapidez y verticalidad. Dos remates de Dembélé y Alba casi entran en la portería custodiada por un acertado Ter Stegen. Benzema --qué ocasión la del fuera de juego en el minuto 49--, Vinícius y Bale también estuvieron a la altura en el bando contrario, con intentos de goles que se fueron demasiado arriba o dieron en el palo.


En conjunto, el Real Madrid le puso más ganas que en el pasado encuentro de la Copa, pero el Barça siempre fue más rápido, más coordinado, más eficaz. Y el aplauso se lo llevaron por su gran labora y en más de una ocasión los dos guardametas: Ter Stegen (Barça) y Courtois (Real Madrid).


AL MADRID LE QUEDA LA CHAMPIONS


No es habitual que Barça y Real Madrid ganen a su eterno rival en los dos derbis de LaLiga. Los madridistas solo lo hagan conseguido una vez, en la temporada 2007-2008, mientras que los azulgranas no lo consiguieron en las últimas cuatro temporadas pese a vencer en dos de ellas en el estadio blanco.


Al Madrid le queda la Champions como único asidero, pero el Ajax se vislumbra en el horizonte como una amenaza a la que Solari deberá encontrarle una respuesta (algunos se preguntan con ironía, si el problema no será el moñete de Bale). Eso, o el club de Florentino terminará la temporada con las manos vacías.


UNO QUE SE DESPIDE


El partido fue arbitrado por Undiano Mallenco. Fue la primera ocasión para el navarrés de arbitrar un clásico con el VAR... y también la última en hacerlo, ya que se ha confirmado su retirada al final de esta temporada.


Mallenco remplaza a Hernández Hernández, colegiado canario que se lesionó y que había sido la primera elección para pitar el derbi.


Con más de 350 trabajos a sus espaldas, la veteranía de Mallenco ha sido recompensada con este regalo de despedida.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH