​Los diputados británicos votan a favor de posponer el Brexit al menos hasta el 30 de junio

|

- En la primera votación del día, los parlamentarios no aprobaron una enmienda que añadía un referéndum a la solicitud de prórroga del artículo 50. 


- May también tuvo una pequeña (por dos votos) gran victoria, cuando los diputados se negaron a tomar las riendas del gobierno del Brexit.



Los diputados británicos aprobaron este jueves 14 de marzo la moción presentada por la Primera Ministra británica Theresa May, que afirma que el Brexit se aplazará hasta el 30 de junio si el Parlamento aprueba el acuerdo de retirada negociado con Bruselas antes del 20 de marzo.


u200bLos diputados britu00e1nicos votan a favor de posponer Brexit al menos hasta el 30 de junio


Si es rechazado de nuevo, por tercera vez, el gobierno británico pedirá a la Unión Europea una prórroga del artículo 50 del Tratado de Lisboa, advirtiendo sin embargo que la decisión dependerá de los otros 27 países. 


En mayo quedó claro que el aplazamiento podría durar mucho más de tres meses y que el Reino Unido probablemente tendrá que celebrar elecciones europeas.


La votación, la última de esta tarde, ha sido de 412 votos a favor y 202 en contra. Una mayoría de 210.


La ampliación del artículo 50 del Tratado de Lisboa aún no ha sido aprobada por la Unión Europea.


LA EUROCÁMARA RECHAZA EL NUEVO REFERÉNDUM


La primera votación del día, después de horas de debate, fue sobre la Enmienda H a la moción del gobierno. 


Presentada por la representante independiente (ex-tory) Sarah Wollaston, el propósito de la enmienda era añadir la solicitud de extender el Artículo 50 a la celebración de un referéndum.


Recibió sólo 85 votos a favor de 85 diputados y 334 en contra. Los laboristas se abstuvieron en su mayor parte y permanecieron en la Cámara.


Los dos movimientos en contra del Brexit y a favor del segundo referéndum del voto popular y del referéndum People's Vote e Best for Britain han indicado que no apoyan la votación de esta enmienda.


"Creemos que presentar este asunto ante el Parlamento hoy no pondrá realmente a prueba la voluntad de la Cámara de celebrar una votación. El debate de hoy debería centrarse en la urgente necesidad de ampliar el artículo 50 para confirmar el rechazo del Parlamento al abismo de un desacuerdo el 29 de marzo y para proteger al país de una salida desordenada y perjudicial", informó a Best for Britain.


Los laboristas, a través de la voz del ministro en la sombra del Brexit, Keir Starmer, también hicieron saber que no votarían a favor de la enmienda.


Sarah Wollaston, reconoció la derrota por adelantado, pero dijo que todos los que estén a favor de la idea deberían votar en consecuencia. Prometió volver a presentar una enmienda con el mismo objetivo la próxima semana.


Más tarde, varios diputados explicaron en una declaración que estaban a favor de un segundo referéndum y justificaron su abstención.


EL GOBIERNO MANTIENE EL CONTROL DEL PROCESO


La segunda enmienda a los votos fue en realidad una enmienda a la Primera Enmienda. Es decir, añadió una fecha (30 de junio) a la enmienda presentada por la laborista Hilary Benn. Pero fue rechazada por tres votos, 314 en contra y 311 a favor.


La enmienda I establece que los diputados de varios escaños presentarán el miércoles una moción que tiene prioridad sobre la propuesta del gobierno. En otras palabras, que los diputados tomen las riendas del Brexit.


La enmienda I ha sido rechazada por sólo dos votos, con 312 diputados a favor y 314 en contra. Una pequeña e importante victoria para el gobierno de Theresa May, que mantiene el control del proceso.


La próxima votación es sobre la enmienda E propuesta por Jeremy Corbyn del Partido Laborista. Recuerda que el plan del Brexit de May ya ha sido rechazado, así como una solución no consensuada, argumentando que el Gobierno debería pedir la prórroga del artículo 50 del Tratado de Lisboa y "garantizar el tiempo parlamentario para que la Cámara de los Comunes encuentre una mayoría a favor de un enfoque diferente".


La enmienda de Corbyn también fue rechazada: 302 votos a favor y 318 en contra.


Había una enmienda más en el orden del día, J, pero el diputado laborista Chris Bryant, que la presentó, la retiró de la votación. Esta enmienda podría dejar al Primer Ministro en una mala situación, ya que argumentaba que el Presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, podría rechazar una tercera votación sobre el acuerdo de retirada del Reino Unido, que ya ha sido rechazado en dos ocasiones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH