miércoles, 18 de septiembre de 2019

Los independentistas se movilizan Madrid por la libertad de los presos políticos

|

Decenas de miles de personas han llenado la Plaza de Cibeles y el carril derecho del Paseo del Prado en la manifestación independentista en Madrid convocada en Madrid por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, entre otras organizaciones, que han reivindicado el 'procés' y el derecho a la autodeterminación, así como criticado el juicio en el Tribunal Supremo a los líderes soberanistas.


Los convocantes, que esperaban 50.000 manifestantes, han cifrado en 120.000 los asistentes. En torno a las 19.30 horas, la Delegación del Gobierno ha señalado que han sido 18.000 los participantes, de acuerdo a los datos policiales.


Cuando la cabecera entraba en la Plaza de Cibeles, donde se ha levantado un escenario con el lema 'La autodeterminación no es delito', la cola de manifestantes llegaba hasta prácticamente la Plaza Emperador Carlos V, junto a la estación de Atocha.


"Uno de octubre, ni olvido ni perdón"; "este juicio es una falsa"; "hemos venido a despedirnos" o "prensa española, manipuladora" ha sido algunas de las consignas más repetidas durante la manifestación, en la que las banderas más repetidas eran las 'esteladas' y la morada de Izquierda Castellana. También se han visto pancartas con lemas como "no pasarán", "no hay justicia" y "libertad presos políticos".


TORRA Y LOS "GRITOS DE LIBERTAD"


En la cabecera se encontraban el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el expresidente Artur Mas y varios de los actuales miembros del Govern, entre ellos Elsa Artadi, así como el presidente del Parlament, Roger Torrent. También había diferentes políticos de partidos independentistas catalanes como Gabriel Rufián, Joan Tardá, Josep Lluís Cleríes.


En declaraciones a la prensa, Torra se ha dirigido de forma genérica a España para pedirle que escuche "los gritos de la libertad" y que aproveche la manifestación para preguntarse "en qué ha fallado para que tanta gente esté apelando el derecho de la autodeterminación".


Por parte de los comuns, la marca de Podemos en Catalunya, el representante ha sido Gerardo Pisarello, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona que preside Ada Colau. Han respaldado el acto representantes de sindicatos como el SAT, de partidos como EH Bildu o plataformas como Altsasu Gurasoak, que apoya a los condenados por agredir a los guardias civiles en Alsasua en 2016.


La periodista Patricia López ha abierto las intervenciones con un minuto de silencio por las víctimas del atentado "neonazi" en Nueva Zelanda. Durante ese momento, se ha oído a una persona gritar "viva España", lo que ha merecido alguna leve reprobación de los manifestantes. "No vamos a renunciar jamás al derecho a la autodeterminación ni a los derechos civiles", ha dicho la presentadora.


Antes de comenzar sus discursos la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, se ha proyectado un vídeo del juicio en el Tribunal Supremo a los líderes del 'procés' acusados de los delitos de rebelión, sedición y malversación. Los manifestantes han vitoreado las frases de los presos preventivos y han abucheado los cortes en los que aparecían los fiscales.


A las 17.00 horas, una decena de alcaldes independentistas ha cantado vara en mano el himno del Segadors en el edificio de la Bolsa y luego han recibido el aplauso de las cientos de personas que se amontonaban en la cabecera de la manifestación, que lleva por lema 'La autodeterminación no es delito. Democracia es decidir'. También han asistido a la manifestación abogados luciendo la toga negra característica de este colectivo, entre ellos Gonzalo Boyé, que defiende al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.


Unos 500 policías han velado por la seguridad de la manifestación en Madrid, según fuentes policiales. Las calles adyacentes al Paseo de Recoletos se encontraban acordonadas por agentes de la Policía Municipal y de la Policía Nacional.


Algunos asistentes a la manifestación han señalado que no han tenido incidentes relevantes en la previa. Tan sólo un grupo ha comentado que una señora mayor les ha hecho una 'peineta' y les ha gritado "golpistas" por las calles cercanas al parque de El Retiro.


A partir de las 18 horas, ha costado empezar la marcha de la movilización, muy lentamente. Hasta las 18.30 horas no se han empezado a mover. Muchos de los asistentes también habían acudido a la manifestación de Bruselas (Bélgica).


También han participado los familiares de los jóvenes de Altsasu, en la cárcel por delito terrorista al pelearse en un bar.



Manifestacionmadrid


LAS PALABRAS DE TORRA


El presidente de la Generalitat, Quim Torra, le ha pedido a España que escuche "los gritos de la libertad" y que aproveche la manifestación de hoy para preguntarse "en qué ha fallado para que tanta gente esté apelando el derecho de la autodeterminación".


"Escucha España este grito de la libertad, estos gritos de independencia. Escucha España, que no hay lucha pequeña por los derechos civiles ni viajes largos para los derechos de autodeterminación. Aprovecha esta ocasión y mira en qué has fallado", ha destacado Torra.


Al inicio de la manifestación para protestar por el juicio que se celebra en el Tribunal Supremo a los líderes del 'procés' independentista, Torra ha asegurado que la movilización es para "denunciar esta injusticia al Estado", por lo que no pararán hasta que el derecho de autodeterminación "sea ejercido".


Es por eso, que también ha insistido en que "la democracia, los derechos civiles, los derechos sociales y el derecho a la autodeterminación tienen que formar parte de España".


"Hoy más que nunca nos sentimos y nos fundimos en un abrazo solidario con los compañeros presos políticos y los que están en el exilio", ha puntualizado Torra a la par que asegura que está hoy en Madrid "por ellos, por su libertad y por denunciar esta farsa".


Quimtorramanimadrid






ANTECEDENTES


El independentismo catalán llega a Madrid. Ya no sólo siendo en forma de sus dirigentes, acusados en el Supremo por el 1-O, sino que ahora también lo hace su masa social para llenar las calles de la capital. ¿Con qué propósito? Reunir a 50.000 personas bajo el lema"No hay democracia sin derecho a decidir" y así, desacreditar el juicio del ‘procés’ y, de paso, a la manifestación de Colón organizada por PP, C’s y Vox.


Es la primera vez que el independentismo moviliza a tanta gente hacia la capital, aunque el precedente se produjo en Bruselas en diciembre de 2017 en una manifestación donde acudieron más de 45.000 participantes. La idea pasa ahora por tomar esta cifra de referencia y superarla en la capital de España, en la ciudad donde se está juzgando a sus líderes políticos actualmente.



Durante la marcha se portaran urnas y habrá una delegación de alcaldes que llevarán sus varas, reproduciendo así la simbología del soberanismo y de la declaración unilateral de independencia de octubre de 2017.


Esta pancarta será llevada exclusivamente por las entidades sociales, como Òmnium Cultural, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) o Izquierda Castellana. Tras ellos, pero nunca en primera fila, podrá ir la comitiva de políticos e instituciones que se hayan sumado a la marcha.


La manifestación recorrerá el Paseo del Prado desde la plaza del Emperador Carlos V (próxima a la estación Puerta de Atocha) y hasta la Plaza de Cibeles, donde se ubica el Ayuntamiento de Madrid.


En el trayecto aseguran que habrá un bloque de entidades proconsultas que portarán urnas, y señalan "posiblemente" habrá también urnas que fueron utilizadas en el referéndum del 1-0.

El escenario donde se celebrará el acto político de final de protesta no se ubicará de espaldas al edificio del consistorio, sino que quedará instalado al comienzo del Paseo de Recoletos (la continuación del Paseo del Prado).


Los convocantes han señalado que en ese acto, tomarán la palabra tanto el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, como la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, a los que se sumaran dos representantes de los colectivos de Madrid y un miembro de la Asociación Catalana por los Derechos Civiles (ACDC) que aglutina a los familiares de los presos del 'procés' independentistas catalán.


Fuentes de los colectivos convocantes madrileños han confirmado que las dos personas que tomarán la palabra por su parte serán Elena Martínez, de Izquierda Castellana, y Jaime Pastor, de Anticapitalistas. A estos intervinientes habrá que sumar al menos dos discursos más de colectivos y sindicatos, además de una actuación y alguna pieza audiovisual.


PARTIDOS Y 150 ALCALDES


Numerosos dirigentes catalanes han confirmado ya su asistencia, entre ellos -además de Torra- el presidente del Parlament, Roger Torrent; la portavoz del Govern y consellera de Presidencia, Elsa Artadi; la consellera de Cultura y número dos de JxCat a las generales, Laura Borràs; el conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani; la consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Teresa Jordà; la consellera de Salud, Alba Vergés; el conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró; el secretario general de la Crida Nacional per la República, Toni Morral; y la portavoz adjunta de JxCat en el Parlament, Gemma Geis.


A estos nombres, el PDeCAT suma el de su presidente David Bonvehí, el de la vicepresidenta Míriam Nogueras, el del portavoz en el Senado, Josep Lluís Cleries, la alcaldesa de Girona Marta Madrenas (PdeCAT), y el de otros diputados y senadores como Joan Bagué y Sergi Miquel, quienes también asistirán a la manifestación contra el juicio por el 1 de octubre en Madrid.


Por parte de ERC asistirán el diputado Gabriel Rufián, la candidata de ERC a las europeas y pareja del exconseller Raül Romeva, Diana Riba; la portavoz de ERC Marta Vilalta y el candidato de ERC a las municipales de Barcelona, Ernest Maragall.


El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, de los comunes y que va en la lista de En Comu Podem al Congreso, también asistirá. Desde Catalunya en Comú justifican su presencia explicando que han estado en todas las manifestaciones "antirrepresivas" y contra la judicialización del procés.


Desde la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) han confirmado en nota de prensa que a la protesta asistirán más de 150 alcaldes, que una hora antes del comienzo se realizarán una foto de grupo "con sus correspondientes varas". Participan, dicen, para mostrar su apoyo al derecho a decidir.


Esa fotografía con las varas será semejante a la que se produjo en el Parlament cuando un gran número de alcaldes independentistas asistieron, vara en mano, a la Declaración Unilateral de Independencia, el 27 de octubre de 2017.


Desde la organización han indicado que además de la ANC, Òmnium, JxCat, ERC y la CUP, se adhieren a la protesta tanto miembros de EH Bildu como del Bloque Nacionalista Galego (BNG).

Del País Vasco también participarán Gure Esku Dago y de Altsasu Gurasoak; desde Galicia la Confederación Intersindical Galega, Via Galega y la Plataforma Galicia con Catalunya; de Andalucía, el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT); y desde Aragón, Puyalón (nacionalistas aragoneses).


Entre los convocantes de la manifestación también se encuentra Anticapitalistas Madrid, y se ha confirmado la presencia en la misma de Rommy Arce.


OTRAS ADHESIONES


También se suman a la convocatoria fuerzas sindicales como IAC Cataluña, Intersindical-CSC Cataluña, Intersindical Valenciana, STEI Intersindical Islas Baleares, LAB Euskadi, ESK Euskadi, Steilas Euskadi, CUT Galicia, CUT Aragón, SAT Andalucía, FSOC Canarias, Intersindical Canaria y CSI Asturias.


Por su parte, IU Madrid lanzó este jueves desde su cuenta de Twitter el cartel de la manifestación y lo acompañó con un mensaje en el que se leía: "Sin derecho a decidir no hay Democracia. Sábado 18h manifestación por la dignidad, la democracia y la deriva depresiva y autoritaria".


Lo acompañan con la etiqueta 'Libertad Para Los Presos Políticos'. Fuentes de la formación han puntualizado que si bien apoyan la manifestación, no se adhieren al manifiesto y no irá nadie en representación de IU Madrid a la misma.


Las claves


La marcha, organizada por la ANC y Òmnium Cultural, empezará a las 18 horas en Atocha y subirá por todo el Paseo del Prado hasta llegar a la Cibeles. A la misma acudirán el president de la Generalitat, Quim Torra, junto a otros miembros de su Govern como la consellera de Cultura, Laura Borràs, la consellera’ de Agricultura, Teresa Jordà, y el conseller de Trabajo, Chakir el Homrani, entre otros. De forma paralela, el presidente del Parlament, Roger Torrent, el expresidente catalán, Artur Mas, y Gabriel Rufián también acudirán a la protesta.


Igualmente, se sumaran a la manifestación otras organizaciones como el Sindicato Andaluz de Trabajadores o Coordinadora 25S, además de Bildu, BNG, Anova, Izquierda Unida y Podemos, aunque la formación de Iglesias no ha apoyado de manera oficial aún esta protesta.


La unión entre la izquierda española menos centrista y los independentistas se lleva reflejando desde el inicio del juicio del 1-O. Ya el pasado 12 de febrero, cuando empezó el juicio, Quim Torra apareció en Madrid ante los medios con la bandera republicana española rodeado de alrededor de 100 personas, siendo increpado por otros sujetos al grito de “Puigdemont a prisión”.


Òmnium Cultural ha confirmado la flota de más de 500 autobuses para garantizar una asistencia masiva, mientras que el resto de organizaciones que apoyan la manifestación también ha organizado transporte en sus respectivos territorios. Durante la protesta, unos 350 antidisturbios y 150 agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y del Grupo Operativo de Respuestas (GOR) estarán allí para garantizar la seguridad de esta manifestación.


La contramanifestación


La Delegación del Gobierno ha confirmado que dos particulares han organizado una contramanifestación en la Plaza Callao para las 11.30 horas hasta las 14 horas esperando reunir unas 1.000 personas bajo lemas como "matar a España tiene un precio" o "basta de insultos separatistas". Esta protesta se ha compartido en perfiles identificados como miembros de la Falange, a pesar que dicha organización asegura que no se sumará a la misma.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH