domingo, 15 de septiembre de 2019

Rivera afirma que ser feminista es estar a favor de la gestación subrogada

|

El líder de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha afirmado este martes que la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, y la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, no son feministas, sino que son unas "sectarias" que niegan a los homosexuales la posibilidad de ser padres mediante la gestación subrogada.


Rivera gestaciu00f3n subrogada


En un acto de Cs en el Casino Primitivo de Albacete, Rivera también ha apostado por establecer una política de "tolerancia cero" ante la homofobia y ha prometido no dar "ni un paso atrás" en las libertades civiles, además de impulsar medidas para lograr una "igualdad efectiva".


Para el candidato a la Moncloa, es necesario defender las libertades civiles y seguir haciendo avances en este ámbito, frente a "los conservadores que quieren que nada cambie". En su opinión, España es un país "tolerante y abierto", pero sigue habiendo casos de homofobia y también muchas personas homosexuales, bisexuales, transexuales e intersexuales que "no se atreven" a públicamente que lo son.


"Si Ciudadanos gobierna, no va a haber ni un paso atrás en las libertades civiles, pero ni un paso. Todos los pasos van a ser hacia delante porque queda mucho por hacer", ha subrayado. Para dejarlo claro, el programa de la formación naranja para las elecciones generales del 28 de abril plantea "blindar el matrimonio entre personas LGTBI e incluir el derecho a la no discriminación por razón de orientación o condición sexual".


PAREJAS DE HECHO


A continuación, Rivera se ha comprometido a impulsar una ley para garantizar la "igualdad real" entre los ciudadanos independientemente de cuál sea su modelo de familia, eliminando para ello "todos los obstáculos" que la impiden.


Lo ha hecho en un acto acompañado por Pablo Sarrión, candidato número 17 en la lista al Congreso de los Diputados por Madrid que ha contado junto a sus padres las dificultades a las que se ha enfrentado por ser gay.


Sarrión fue uno de los militantes 'naranjas' que ondeó la bandera LGTBI en la manifestación celebrada en la plaza de Colón de Madrid a favor de la unidad de España y de elecciones anticipadas. Posteriormente, discutió en televisión con el candidato de Vox a la Cámara Baja por Albacete, Fernando Paz, que había dicho que si tuviera un hijo homosexual le diría que se sometiera a una terapia, y que acabó renunciando a ser candidato.


Rivera también ha propuesto que las parejas de hecho tengan "los mismos derechos" que los matrimonios, como poder hacer una declaración de la renta conjunta, solicitar ayudas como familia numerosa o cobrar la pensión de viudedad.


GESTACIÓN SUBROGADA


Asimismo, ha vuelto a defender la gestación subrogada y ha afirmado que desde el Gobierno promoverá una ley para regularla. A su juicio, hay que plantar cara a "tanto sectarismo y tanta falta de sensibilidad y de empatía" como muestran algunos políticos tanto de izquierdas como de derechas.


"Unos dicen que solo puede ser la familia natural, no sé si la de Atapuerca o la de la Reconquista", y "otros dicen que las mujeres no pueden colaborar con otras mujeres o con familias LGTBI para que formen una familia", ha indicado, criticando tanto la postura del PP y Vox como la del PSOE y Podemos.


Desde su punto de vista, no se puede calificar de feministas a la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, y a la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra. Son "políticas sectarias que hacen que Pablo (Sarrión) no pueda ser padre", ha añadido.


APARTAR EL ODIO DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS


Rivera ha incidido en que él quiere ser "el presidente de todas las familias" porque "estamos en el siglo XXI, no en el XIX". Además, ha reivindicado el amor y ha abogado por "apartar el odio de los gobiernos y las políticas públicas.


"El odio", que "señala a las personas diferentes" es "un cáncer para nuestra sociedad", ha advertido Rivera, que ha apelado a "la gente sensata" que "quiere vivir en un país decente" y les ha dicho: "Yo estoy en política para hacerle la vida un poquito más fácil a mis compatriotas, no para joderles la vida".


El presidente de Ciudadanos ha arremetido contra los "odiadores profesionales" y ha lamentado que "solo sean noticia los radicales y los que gritan". Frente a eso, ha pedido que se trabaje para preservar la libertad y la igualdad y no se dé por sentada su vigencia.


Durante el acto, Pablo Sarrión ha recalcado que ser homosexual "no es una opción" y que las personas de su colectivo no quieren "volver a ser encerrados en un armario", como cree que pretende Vox. "Sufrimos porque nos cuesta aceptarnos, pero más nos cuesta que nos acepten", así que "avancemos hacia la diversidad, la tolerancia y la libertad", ha agregado.


Sarrión, que nació hace 29 años en Ontur, una localidad de Albacete de unos 2.000 habitantes, ha contado que se tuvo que marchar de su pueblo, donde fue el primer chico homosexual que se atrevió a pasear por la calle de la mano de su pareja.


CONTRA EL ACOSO ESCOLAR


Tanto él como sus padres se han emocionado al contar su experiencia, ya que, según ha recordado su madre, Pepi, siendo adolescente sufrió 'bullying' en el instituto y por ese motivo pasaron "unos años verdaderamente malos".


El padre, Pedro, ha contado cómo él siempre supo que su hijo "era distinto", de manera que cuando se sinceró con él recibió la noticia con naturalidad y le pareció algo "normal".


Rivera ha aprovechado para destacar otra de las medidas del programa electoral de Cs, la que plantea prohibir el uso de teléfonos móviles en horario lectivo con el fin de "garantizar la convivencia escolar", en el marco de un plan que incluye también un plan contra el acoso escolar.


Según ha señalado, los niños y adolescentes LGTBI "sufren mucho más" el acoso de sus compañeros en la escuela, en ocasiones a través de las redes sociales y los móviles. "Al aula se va a estudiar, no a despistarse ni a acosar a nadie", ha apuntado para justificar la medida, que se aplicaría en los cursos de educación básica, primaria y secundaria y obligaría a los alumnos a "dejar los móviles en la puerta del aula".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH