Los vecinos del Gòtic, hartos de pisos turísticos y alarmados por los clubes cannábicos

|

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, se ha reunido con vecinos del Gòtic, que han constatado su preocupación por la actividad turística masiva y sus consecuencias, ha asegurado en un comunicado este jueves.


Barri gu00f2tic imatge


La Sindicatura ha destacado que los vecinos alertan de que la actividad turística masiva genera también actividades ilegales, ruido y pérdida de población y del comercio de proximidad.


Vilà y miembros de su equipo asesor han visitado el barrio en dos ocasiones los últimos meses: la primera con la Associació de Veïns i Veïnes del Gòtic, La Negreta, Resistim al Gòtic y

Acció Gòtic, y la segunda con la Fundació Família i Benestar Social, del proyecto Aprenem Junts y el Casal de Gent Gran, y representantes de otras entidades como Fundació Esperança.


Tras estos encuentros, Vilà ha citado como aspectos a mejorar en el distrito la intervención sobre el impacto que el turismo y el modelo económico tienen en el barrio; mejorar sillas y bancos en el espacio público; regular los diversos tipos de vehículos, y escuchar a la red de entidades del barrio.


CLUBES DE CANNABIS


La Sindicatura ha destacado que los vecinos se quejan también de la existencia de clubes de cannabis --ante los que creen que hay impunidad--, y piden mejorar los horarios de la recogida de basuras.


Según la Síndica, vinculan la inseguridad a la droga y a la presencia de mafias, y apuestan por estudiar las relaciones de las mafias con el alquiler de locales y viviendas y la actividad desarrollada en estos clubes de cannabis.


En el encuentro con entidades, abordaron el papel del trabajo comunitario y el del Centro de Servicios Sociales del Gòtic (CSSG), y éstas avisaron de que este trabajo se podría ver amenazado si se reduce el personal técnico del centro.


ASPECTOS POSITIVOS


Preguntados por la Síndica por aspectos positivos del barrio, vecinos citaron el Servei d'Intervenció en Situacions de Pèrdua de l'Habitatge o Ocupacions (Sipho), los procesos participativos, la interlocución con el Distrito de Ciutat Vella y la lucha contra el ruido.


También consideran positivas las actuaciones para detectar y cerrar pisos de uso turístico ilegales, las tareas de limpieza, y el modelo de recogida de basura, entre otras, según la Sindicatura.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH