Condena de 55 años de prisión por violar a ancianas en una residencia en Arenys de Mar

|

La Sección Tercera de la Audiencia de Barcelona ha condenado a 55 años y siete meses de cárcel a un gerocultor por violar a cinco ancianas y golpear a cuatro de ellas en una residencia de Arenys de Mar (Barcelona) el 24 de diciembre de 2015.


Audienciabarcelona



Según ha informado este miércoles el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), la sala también le condena a inhabilitación especial para cualquier profesión en el ámbito sanitario por un plazo de 15 años, así como prohibición de aproximación y comunicación con las víctimas, y le impone una indemnización total de más 100.000 euros.


José Manuel R.G., que fue juzgado a finales de noviembre, se enfrentaba a una petición de 79 años de cárcel por parte de la Fiscalía por cinco delitos de agresión sexual, y un delito de homicidio cometido por imprudencia grave -una de las mujeres falleció cinco días después de un infarto como consecuencia de la agresión sufrida-.


El condenado, diplomado en fisioterapia y técnico superior en documentación sanitaria, el día de los hechos acudió a la residencia tras haber ingerido una cantidad no determinada de alcohol, cocaína y anfetamina, "cuya influencia supuso una leve afectación de sus facultades cognitivas y volitivas", según la sentencia consultada.


La noche del 24 al 25 de diciembre, entre las 21.00 horas y las 8.00, el acusado agredió sexualmente a cinco ancianas dependientes y que padecían deterioro cognitivo en diversos estadios, de entre 60 y 91 años, golpeándolas para forzarlas y causándoles lesiones.


En la sentencia, el tribunal constata la violencia de la actuación "porque así lo evidencian tanto las lesiones faciales como las genitales observadas en las víctimas, muestras incuestionables de la violencia y la fuerza que hubo de desplegar el sujeto activo para llevar a cabo su acción libidinosa, realizada, sin y contra la voluntad de aquellas".


Por todo ello, la Audiencia le condena por cuatro delitos leves de lesiones a una multa de 360 euros; por los cinco delitos de agresión sexual a 53 años de cárcel, y por un delito de homicidio por imprudencia grave en concurso ideal con un delito de lesiones a persona especialmente vulnerable, a dos años y siete meses de cárcel.


El tribunal, que ha aplicado la circunstancia atenuante de intoxicación etílica y drogas, le impone la medida de libertad vigilada por diez años y condena como responsables civiles subsidiarios a la residencia y a la Generalitat de Catalunya, si bien exime a la directora de la residencia.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH