sábado, 21 de septiembre de 2019

​La defensa de Forn se desmarca del resto y no impugna las pruebas documentales de la acusación

|

Las defensas en la causa del procés independentista que se sustancia en el Tribunal Supremo se han dividido a la hora de reaccionar frente a la prueba documental presentada por la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la acusación popular ejercida por Vox.


Previa Juicio Procés



Todos los abogados han impugnado parte de los escritos presentados por las acusaciones para apuntalar los delitos atribuidos a sus clientes con excepción de Javier Melero, que representa al exconsejero del Interior Joaquim Forn.


Este trámite del juicio se ha producido tras lograrse interrumpir la tediosa lectura por parte de la abogada del Estado de su escrito de proposición de prueba, que se extendía más allá de 90 páginas. 


Antes del descanso de media mañana la letrada Rosa María Seoane se vio obligada a leer 24 páginas de este documento, en el que se enuncian los documentos que a su juicio deben tenerse en cuenta como prueba de cargo por el tribunal.


La cuestión ha podido ser solventada después de que Melero solicitara la palabra y planteara, tras el descanso, que se daba por enterado del contenido del documento con independencia de que éste fuera leído íntegramente o no en la sesión de este lunes.


También se ha opuesto a la exhibición por parte de la Fiscalía de todos y cada uno de los documentos de su escrito de prueba, tal y como había solicitado la fiscal Consuelo Madrigal por considerarlo "perjudicial y dilatorio" para la buena marcha del juicio.


La petición de Madrigal se entiende como una especie de rectificación, ya que al contrario de lo hecho por la Abogacía del Estado -que comenzó a leer todos y cada uno de los folios de su documento de proposición de prueba- durante su turno se había limitado a destacar mediante lectura sólo algunos de ellos, si bien ha advertido que no renunciaba a ninguno aunque no fueran mencionadas expresamente. 


Tras lo ocurrido con la abogada del Estado, la Fiscalía ha buscado evitar malos entendidos y ha pedido la exposición en una pantalla todos y cada uno de sus papeles.


En su turno, todas las defensas excepto la ejercida por Melero se dieron por enterados de las pruebas propuestas por las acusaciones sin necesidad de que fueran expresamente leídas, lo que ha evitado que la abogada del Estado tuviera que proseguir con el tedioso trámite. No obstante, han añadido sus dudas sobre la posición de la Fiscalía por no entender por qué Madrigal había destacado algunos documentos y otros no.


Finalmente, el presidente del Tribunal Manuel Marchena, ha señalado que la Sala resolverá por escrito sobre las impugnaciones de la defensa y la pertinencia de la prueba fiscal, y ha dado por terminada la lectura de su escrito por la abogada del Estado, que se esperaba larga al faltarle aún más de 70 folios de los 92 que integran el documento.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH