Barcelona, Badalona y Sant Cugat centran la jornada de constitución de ayuntamientos en Catalunya

|

Aunque el multipartidismo sea una novedad en el panorama nacional, donde el bipartidismo se ha mantenido en pie durante casi cuarenta años, la fragmentación política es lo habitual en la política municipal.


Los ayuntamientos catalanes se constituirán este sábado tras las elecciones municipales del 26 de mayo, y tres son los consistorios que centran la atención en esta jornada decisiva: Barcelona, Badalona y Sant Cugat.


PLENO DE BARCELONA


A falta de cerrar algunos pactos, los socialistas serán la fuerza que más rentabilizará los resultados de las urnas. Pese a perder algunas plazas históricas como Lleida y Tarragona --ERC ostentará la vara de mando en ambas capitales--, el PSC aumentará su fuerza en el cinturón rojo barcelonés y conseguirá preservar las alcaldías de L'Hospitalet de Llobregat, Sant Boi de Llobregat y Santa Coloma de Gramenet con mayoría absoluta. Además, los socialistas gobernarán en Sabadell y Mataró, aunque en este caso precisarán el apoyo de Podemos.


BARCELONA


Tras la vía libre concedida por las bases de BComú, Colau se ha metido la alcaldía en el zurrón de forma definitiva. Pese a que Maragall lanzó ayer la propuesta de compartir la vara de mando a lo largo de la legislatura, la suerte ya estaba echada: una vez que la alcaldesa comunicó su voluntad de cogobernar activamente con los socialistas y de aceptar pasivamente los votos de Valls, era difícil que los afiliados se cerrasen a esta posibilidad.


Se prevé que tras la investidura exitosa de Colau, esta inicia una negociación más concreta con el PSC para repartirse concejalías y volver a la etapa de gobierno conjunto que terminó abruptamente por las tensiones sobre la cuestión catalana.


El candidato de ERC no ha encajado bien que, pese a ser el candidato más votado en los comicios, pierda la presidencia del consistorio. Los republicanos eligieron para esta campaña a un candidato con reminiscencias maragallistas, menos extremado en el eje separatista y centrado en recuperar la agenda social en manos de comuns y socialistas.


Pese a su empeño, el último tren de ERC abandonará la estación mientras Maragall se queda en el andén. Está por ver que este se mantenga como líder de la oposición durante cuatro años, tarea fatigosa en un ayuntamiento tan polarizado como el de Barcelona.


También será interesante constatar como el grupo de Valls se divide a la hora de votar la investidura: mientras que el exprimer ministro francés ha comprometido tres votos afirmativos de los independientes de su lista (él mismo, Celestino Corbacho y Eva Parera), los concejales de Ciudadanos han comunicado que votarán en contra de Colau.


BADALONA


Tras Barcelona, otra de las grandes incógnitas de este sábado es Badalona, la cuarta ciudad en población de Catalunya, donde por terceras elecciones municipales consecutivas ganó el exlíder del PP catalán y exsenador, Xavier García Albiol, con 11 ediles, a tres de la mayoría absoluta.


Albiol badalona recupera alcaldía


Un pacto entre ERC, el PSC y los comuns podría quitarle la Alcaldía al popular como ya hicieron hace cuatro años, pero las relaciones entre republicanos y socialistas están deterioradas: hace un año, Álex Pastor (PSC) desalojó de la Alcaldía a Dolors Sabater (Guanyem Badalona En Comú-ERC) con una moción de censura.


Ayer mismo, Sabater le pasó la pelota a los socialistas: la formación integrada por la CUP y ERC anunció que se votaría a sí misma en la investidura. Por tanto, dependría de los de Pastor el desencallar la situación en favor de 'populares' o de la amalgama de partidos antisistema que ha gobernado durante tres años en la ciudad. A esta situación se suma que la marca local de Podem (Badalona en Comú) también ha comunicado que sus dos concejales se respaldarán a sí mismos.


Esta carambola de última hora aproxima la alcaldía a Albiol, algo que el exlíder del PP catalán codicia desde que dejó su cargo como presidente de la organización tras los resultados insatisfactorios de las últimas elecciones catalanas. Hasta el mismo pleno de investidura, convocado a las 12:00, no se deshará este nudo gordiano.


SANT CUGAT


Feudo convergente durante treinta años y enclave estratégico para el nacionalismo, Sant Cugat podría cambiar de signo político si la alianza entre ERC, PSC y CUP se consagra este sábado. El 26-M, Junts per Sant Cugat (JxSTC) fue el partido que más apoyos recibió en la localidad, alcanzado el 27,7% de los sufragios. Sin embargo, un pacto ERC-CUP con apoyo externo de los socialistas lograría desbaratar una alcaldía clave para los posconvergentes.


Si esta tríada prospera, los republicanos se harían con el sillón del primer edil, que pasaría a ocupar Mireia Ingla. En JxCat les ha sentado como un tiro que ERC no se aviniera a consensuar un gobierno conjunto independentista. De hecho, el caso de Sant Cugat es extensible a muchas capitales medianas y pequeñas en las cuales la entente que sostiene el Govern no se ha reproducido a escala local.


Este malestar se ha llegado a manifestar de forma pública por parte de algunos miembros de JxCat. Lourdes Ciuró, dirigente del partido, ha criticado en redes sociales a Joan Tardà (ERC) por "dar por saco" en las capitales de comarcas.


relacionada Las bases de los comuns respaldan la investidura de Colau con el apoyo del PSC y Valls
relacionada ¿Arrebatarán ERC, PSC y comuns la Alcaldía a Albiol en Badalona?

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH