Los partidos independentistas ya buscan candidatos para unas próximas elecciones en Catalunya

|

A nadie se le escapa que, tras la sentencia del Tribunal Supremo en el 'juicio del procés', Catalunya está abocada a nuevas elecciones. Es poco probable que el tribunal presidido por Manuel Marchena de una sentencia absolutoria a los presos y eso puede jugar a favor de los independentistas en unos futuros comicios.


Roger Torrent



El rumor de que la sentencia puede ser a principios o medidados de otoño, o que incluso se puede adelantar a julio, ha hecho que los partidos secesionistas estén ya pensando en quienes van a ser sus candidatos. Asimismo, la presión, cada vez mayor, de sectores sociales para que, finalmente, el Govern empiece a tomar medidas reales para desencallar la situación que vive Catalunya es cada vez mayor.


En el ámbito post parecen haber descartado practicamente a Carles Puigdemont después de que tras las últimas elecciones y europeas no haya podido sentarse en ningún escaño. El actual president tampoco parece estar garantizado. Quim Torra podría ser inhabilitado por desobediencia después de que la Justicia le haya llamado a declarar por desobedecer las órdenes de la Junta Electoral Central de retirar los lazos amarillos del Palau de la Generalitat en plena campaña electoral. 


Artur Mas parece uno de los candidatos más posibles si las elecciones catalanas se celebraran en la primavera de 2020. Por esas fechas, se acaba la inhabilitación del ex president por el 9-N y podría ser una imagen del retornado que haría fuerza con Puigdemont, huido en Bruselas.


Pero quien más candidatos tiene a la presidencia de la Generalitat es Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y también los que más desean un adelanto electoral. La fuerza que ha tomado el partido en las pasadas elecciones municipales y las últimas encuestas de intención de voto apuntan a que los republicanos podrían adelantar a Junts per Catalunya.


De hecho, quien ha hecho saltar (aún más) las alarmas acerca de un posible adelanto electoral ha sido un histórico del partido, Joan Tardà. En un artículo de opinión en 'El Periódico' ha explicitado que cuando se sepan la sentencia del Supremo se abrirán nuevos escenarios y que las elecciones son "insoslayables" e incluso las califica de "imprescindibles".


Los independentistas son conscientes de que una sentencia desfavorable a los imputados por el 'procés' puede hacer crecer el voto hacia los partidos secesionistas por encima del 50% que aún no han logrado nunca. Y parece que sólo por eso esperan ese escenario.


Claro que una sentencia que condene a Oriol Junqueras puede suponer la incapacidad de que éste se presente de nuevo como cabeza de lista a las elecciones catalanas, pero ERC ya tiene otros candidatos en mente. El propio Tardà es uno de ellos, su experiencia y los contactos que ha establecido en Madrid en sus últimos años como diputado en el Congreso son una buena baza que lo sitúa en el disparadero.


Pero el primer nombre que suena para encabezar las listas de ERC ante unas nuevas elecciones es el del presidente del Parlament, Roger Torrent. El reciente protagonismo alcanzado por el político y su juventud parece haber acercado de nuevo a los más jóvenes al partido republicano. Además en el último año como presidente del Parlament ha hecho frente a algunas propuestas de Junts per Catalunya y se ha mostrado firme en algunas decisiones más que polémicas.


El otro candidato que suena para dirigir a los de Esquerra es Pere Aragonès. El vicepresidente de la Generalitat se ha caracterizado por dejarse ver en compañía de Marta Rovira, huida en Suiza por el juicio, y por sus visitas a Oriol Junqueras a la cárcel. Algo que le pone en contacto con dos de los referentes del independentismo catalán.


Por el momento, las quinielas siguen abiertas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH