sábado, 24 de agosto de 2019

Cuatro de cada diez españoles no están satisfechos con su estilo de vida

|

El 40 por ciento de los españoles no se siente satisfecho con su estilo de vida actual, aunque para el 32,66% esta situación podría mejorar con pequeños esfuerzos cotidianos. Y entre los que sí expresan satisfacción, el 42,90 por ciento admite no obstante que considera necesario desacelerar su ritmo de vida cotidiano, según el estudio de opinión 'Barómetro Tomate: ¿qué les preocupa a los españoles en su día a día?' presentado este miércoles. Tan solo el 17,4 asegura estarlo totalmente y el 42,90 por ciento de los encuestados está conforme, pero considera necesario desacelerar su ritmo de vida cotidiano.


Estres trabajo



Este estudio, realizado para Orlando por Sondea en el pasado mes de junio sobre una muestra 4.005 personas de 18 a 65 años, revela que Extremadura (46,2%), Canarias (45,4%) y Andalucía (43,1%) superan la media y se convierten en las comunidades autónomas con niveles más bajos de satisfacción, mientras la zona norte del país se muestra más conforme. Navarros (70,9%), riojanos (69,2%) y cántabros (67,4%) lideran la lista de los más satisfechos.


Además, del estudio se extrae que más de la mitad de las preocupaciones diarias de los españoles son fruto de un estilo y ritmo de vida acelerado, sin importar la dimensión de la localidad en la que viven o su edad. Para más de la mitad de la población estas preocupaciones podrían afrontarse mejor relativizando las cosas y dándoles la importancia que realmente tienen (58,63%), disfrutando de las cosas simples de la vida (56,63%) y desacelerando el ritmo de vida y priorizando lo que es importante para cada uno (53,18%).


Las mujeres son las que, en mayor medida que los hombres, consideran que principalmente sus preocupaciones del día a día están motivadas por un estilo de vida acelerado. Mantienen la misma opinión los encuestados hasta 54 años en mayor medida que el resto. Mientras que las personas de mayor edad piensan en mayor proporción, que relativizando las cosas y disfrutando de las cosas simples de la vida, las preocupaciones podrían afrontarse mejor, los encuestados de 25 a 54 años piensan que lo conseguirían desacelerando el ritmo de vida y priorizando qué es lo importante.


Ante la pregunta de posibles soluciones para afrontar mejor las preocupaciones cotidianas, casi la mitad trabajaría de forma más equilibrada conciliando más su vida laboral y familiar; un 46,1% promovería más momentos junto a sus seres queridos; y un 42,7% pasearía más por espacios naturales. En menor medida, creen que es relevante comer de forma más saludable, reducir el uso del móvil y consumir sólo por necesidad sin dejarse llevar.


La experta en psicología positiva Patricia Ramírez Loeffler admite que "vamos rápido, nos sentimos irascibles y vivimos diariamente como si el vaso fuera a rebosar. Un buen ejemplo a seguir sería la filosofía slow, o movimiento lento, que consiste en estar con plenitud en cada momento. La cuestión es buscar maneras que nos ayuden a desacelerar, adoptar una vida más pausada y sencilla, y disfrutar más de los pequeños momentos, en vez de preocuparnos por cosas que son a veces nimias".


Por lo que se refiere a la actividad laboral, 7 de cada 10 españoles no desconecta del trabajo cuando termina su jornada. Las mujeres quedan más pendientes de sus quehaceres profesionales cuando finaliza su jornada (un 3 % más).


El 39 por ciento de quienes no dejan de estar conectados continúa contestando a compañeros o grupos de trabajo en WhatsApp y llamadas, el 33,1 por ciento lee sus emails y el 30,5 por ciento adelanta algunas tareas desde casa. Solamente un 12,1 por ciento de los encuestados afirma que atiende sólo a emergencias.


A nivel regional, son los aragoneses (77,3%) quienes continúan más pendientes del trabajo al llegar a casa. En cambio, Islas Baleares, destaca por ser la comunidad que más desconecta y libera la mente de la carga laboral (35,2 %).


Ante esta situación, la psicóloga recomienda "no sentar precedentes y atenerte a tu horario; aprender a decir no; apagar el cerebro multitarea; ordenar el caos con rutinas y horarios; dejar de postergar; y tener clara la escala de valores para dedicarle tiempo real a lo que te importa".


Y es que, a pesar de que casi el 40 % de la población afirma estar preocupada por el tiempo que pasa en redes, 2 de cada 3 indica que su uso se ha convertido ya en un hábito más. Al 60,4 % de los jóvenes (18-24 años) les preocupa el tiempo que dedican a las redes sociales, aunque siguen siendo los más asiduos en comparación con el resto de la sociedad: pasan una media de casi 3 horas al día, frente a la media general de 1,6 horas.


De las personas a las que realmente les preocupa el tiempo que emplean en sus redes sociales, son en mayor medida las personas de 25 a 34 años y las residentes en pequeños municipios las que declaran que para ellas se trata de un hábito más. Para las personas residentes en municipios entre 50.000 y 200.000 habitantes, las redes son en mayor medida la mejor manera de comunicarse con su entorno, mientras que los más jóvenes admiten que lo siguen haciendo porque, si no, se sienten desconectados de la sociedad.


Lo que más inquieta a la sociedad con respecto a la tecnología en su día a día es quedarse sin conexión a Internet (56,7 %), sin batería en el móvil (53,7 %), y el uso diario del teléfono (42,8 %). En menor medida, no salir favorecidos en las fotografías de sus perfiles sociales (20,75 %), perderse algo de lo que está pasando en las redes (14,03 %) y tener su perfil actualizado a diario (12,68 %) también están entre sus inquietudes diarias.


La alimentación es otro motivo de preocupación, según este estudio. Dos de cada tres encuestados afirma que el aspecto que más les inquieta es, con diferencia, poder comprar productos frescos y locales. A esta preocupación le siguen otras no menos importantes como tener una alimentación saludable que mejore su aspecto físico (64,22 %) o no poder compartir la hora de la comida con sus seres queridos (62,93 %). A más de la mitad, les preocupa la procedencia de los ingredientes de los productos (57,65%) y consumir demasiada comida rápida (52,91%). Tan sólo a 1 de cada 5 les preocupa no estar al tanto de nuevos alimentos o tendencia (20,00%).


Aunque dedicamos una de media al día de 1 hora y 22 minutos a cocinar, al 47,8 % de los españoles les gustaría dedicar más tiempo a esta actividad, pero el 19,8 % dice no tener tiempo suficiente.


Para atender las necesidades derivadas de todas estas preocupaciones, Orlando ha creado 'Línea Tomate', una línea directa para conectar y aprender de aquellos que ya se toman la vida de otra manera. "Queremos inspirar un cambio en la gente, animarla a valorar el tiempo, a no preocuparse en exceso por aquello que no es realmente importante: a disfrutar de las pequeñas cosas que nos rodean. Las ciudades de Madrid y Lekeitio acogerán cabinas de esta 'Línea Tomate' con conexión directa, que estarán abiertas al público este miércoles y mañana jueves, así como en la página web de la marca de tomate.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH