viernes, 20 de septiembre de 2019

​Il Divo é Il Tonto

Manuel Fernando González Iglesias

No ha sido un día bueno para el PSOE que sobrevivirá. Mucho menos lo ha sido para Podemos, que no ha podido esconder la primera de sus crisis internas escenificada en la abstención activa y cabreada de los representantes de Izquierda Unida, los verdaderos comunistas del Grupo. Lo cierto es que entre todos le han jodido, dicho en caliente, las vacaciones al Rey, que ha de volver a convocar a todos los políticos para evacuar consultas, con lo que todo ello significa.


A Pedro Sánchez la decisión de Pablo Iglesias -a partir de ahora también conocido por la audiencia por el sobrenombre de “Il Divo”- le ha servido para pronunciar el primer discurso de su ya indisimulable campaña electoral, en busca de nutrir a su grupo parlamentario de una cifra más relevante en número de diputados que le aseguren, esta vez sí, una nominación más segura que la que se ha visto obligado a protagonizar en este día parece entender lo que ha pasado, cuando todo está muy claro: Nuestros políticos actuales, salvo honrosas excepciones, son muy malos porque se han malcriado en el demasiado cómodo paraíso del Bipartidismo y de las listas cerradas. No saben pactar, y lo que es peor, dialogan peor que el zorro y las gallinas en una granja. Y así es imposible crear gobiernos de coalición.


Va resultar muy difícil en noviembre recomponer el escenario parlamentario que ahora mismo contemplamos. Cada partido tiene una hoja de ruta pre-definida, y por esas fechas a muchos no les va a caer bien abstenerse o votar a favor de cualquier candidato, Esquerra o PNV por ejemplo. Luego está ver si la estrategia de la intransigencia se va a llevar a las variopintas familias de Podemos por delante o al mismo Pablo Iglesias de vuelta a la docencia universitaria, por no pensar que incluso a Sánchez la jugada de una nueva convocatoria electoral le puede resultar infructuosa y hasta hostil. Circunstancias las dos que podrían situar la gobernabilidad en España en el bucle del Día de la Marmota que tanto temen nuestros socios europeos.


No, no ha sido pues, un buen día para la Democracia española esta festividad del Apóstol, incluso para la derecha de toda la vida, especialmente para “Il Tonto” líder de Ciudadanos, que con su colega y rival “Il Divo” han conseguido, entre los dos, que la duración de la legislatura sea efímera, con lo que todo eso supone para nuestra muy deteriorada economía. Ellos sabrán el porqué de sus torpezas. Por cierto, tenemos –también- unos mecenas empresariales a los que los partidos que subvencionan no les hacen ni puñetero caso. Que también se lo hagan mirar.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH