Abuso a menores: El abad de Montserrat pide perdón porque fallaron los mecanismos de prevención

|

El abad de Montserrat, Josep Maria Soler, ha pedido perdón por los abusos sexuales a menores cometidos por religiosos del monasterio -constatados por la comisión de investigación sobre abusos en la comunidad- y ha admitido que fallaron "los mecanismos de prevención y control", en su homilía de este domingo 8 de septiembre.


Soler ha afirmado que hacen suyo el informe de la comisión de investigación que concluyó que el monje Andreu Soler -ya fallecido y contra el que recibieron 12 denuncias- era "un depredador sexual y un pederasta", y que constató dos acusaciones de abusos contra el responsable de la Escolanía entre 1960 y 1968.



"Por ello, quiero expresar, en nombre de los hermanos de la comunidad, nuestra consternación en conocer el mal que se hizo a las víctimas de los abusos", ha afirmado.


El abad ha condenado cualquier tipo de abuso a menores y ha expresado su "compromiso de luchar con firmeza contra una problemática tan grave que afecta a toda nuestra sociedad", como ya afirmó el monasterio en un comunicado tras hacerse público el informe de la comisión.


Ha repetido, "si cabe con más intensidad que el 3 de febrero pasado", su petición de perdón a las víctimas y a sus familias, y ha expresado la voluntad de la comunidad de Montserrat de ponerse a su disposición y acompañarlas en su sufrimiento y recuperación, si lo desean.


También se ha comprometido a mejorar y aumentar "en un terminio breve" los mecanismos de protección de menores que ya existen en Montserrat.


El abad Soler fue uno de los miembros de la comunidad monástica entrevistados por la comisión de investigación, constituida el 24 de enero e integrada por la abogada Cristina Vallejo, el médico Xavier Pomés y la psicóloga Begoña Elizalde, con participación, con voz y sin voto, del portavoz del monasterio, Bernat Juliol.


ABUSOS ENTRE 1972 y 2000


La comisión de investigación sobre los presuntos abusos a menores cometidos en el Monasterio de Montserrat concluye que Andreu Soler fue "un depredador sexual y un pederasta" que abusó en el entorno de los 'scouts' entre 1972 y 2000, mientras que ha recibido un informe sobre dos abusos en la Escolanía por parte del que fue responsable entre 1960 y 1968, V.T.M. 


"Los abusos del hermano Andreu responden a un modo de vida, a un patrón repetitivo sin arrepentimiento, ni propósito de cambio, ni admisión de la culpa", lo que ve como doloroso, totalmente censurable e incriminable, concluye el informe.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH