sábado, 23 de noviembre de 2019

El Vaticano nombra a su nuevo embajador en España tras la polémica por la exhumación de Franco

|

El hasta ahora observador permanente de la Santa Sede ante la ONU, Bernardito Auza, ha sido nombrado nuevo embajador del Vaticano en España, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio de Exteriores. Así, el Papa Francisco sustituye al anterior embajador, Renzo Fratini, tras sus polémicas declaraciones sobre la exhumación de Franco propuesta por el Gobierno.


El Consejo de Ministros dio este viernes su aprobación para autorizar el nombramiento de Bernardito Auza, de 60 años y origen filipino, como nuevo embajador de la Santa Sede en Madrid.


Aunque el proceso ha seguido los cauces habituales a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, según ha informado la revista Vida Nueva, el relevo en la Nunciatura madrileña se ha llevado a cabo "en un tiempo exprés" dada la coyuntura actual, teniendo en cuenta que apenas han transcurrido dos meses desde que el anterior nuncio, Renzo Fratini, hiciera efectiva su jubilación el pasado 2 de julio.


Vaticano



Por un lado, el Papa Francisco y Secretaría de Estado han llevado a cabo el proceso de elección con "cierta celeridad" y, por otro, el Gobierno ha respondido a la propuesta realizada por Roma "con rapidez" pese a estar en funciones.


OBSERVADOR ANTE LA ONU


Auza fue ordenado sacerdorte en 1985 y un año después comenzó su actividad pastoral en la localidad filipina de Talibon. Entró en el servicio diplomática de la Santa Sede en 1990 y sirvió en la Nunciatura Apostólica en Madagascar, en Bulgaria y luego en Albania.


Es también arzobispo de Suacia y se ha desempeñado como nuncio apostólico en Haití, a donde fue enviado en 2008.


Fue nombrado observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Nueva York el 1 de julio de 2014 y observador permanente de la Santa Sede ante la Organización de los Estados Americanos el 16 de julio de 2014.


RELEVO DEL POLÉMICO FRATINI


Auza sustituye a Fratini, quien antes de jubilarse señaló en una entrevista con Europa Press que, con la exhumación de los restos de Francisco Franco, el Gobierno de Pedro Sánchez ha conseguido lo contrario de lo que pretendía, "resucitar a Franco".


"Sinceramente, hay tantos problemas en el mundo y en España. ¿Por qué resucitarlo? Yo digo que han resucitado a Franco. Dejarlo en paz era mejor, la mayoría de la gente, de los políticos, tiene esta idea porque han pasado 40 años de la muerte, ha hecho lo que ha hecho, Dios juzgará. No ayuda a vivir mejor recordar algo que ha provocado una guerra civil", subrayó el entonces nuncio apostólico en España.


Fratini explicó que ha "intentado" mediar desde que el presidente Pedro Sánchez anunciara este proyecto, ya que la tumba de Franco se encuentra en la Abadía del Valle de los Caídos, donde viven los monjes benedictinos. "La Santa Sede ha tenido una posición neutral, es un problema más de la familia Franco y del Gobierno", precisó.


Para Renzo Fratini, detrás de este proyecto del Gobierno socialista subyacen "motivos, sobre todo políticos" e "ideológicos". "Está detrás una ideología de algunos que quieren de nuevo dividir a España", apostilló.


Tras estas declaraciones, el Gobierno elevó una queja formal al Vaticano que se sustanció cuando la Santa Sede respondió que las palabras del exnuncio respondían a su opinión personal. El exnuncio, por su parte, ya había precisado que con sus declaraciones no había sido su intención meterse en política.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH