viernes, 18 de octubre de 2019

“Barcelona Flashback”, un kit de historia de Barcelona en cien objetos

|

Muchas casas de los barrios periféricos de la Barcelona de antaño tenían pequeños huertos en los que se cultivaban viandas para consumo propio y a los que se enviaba a los niños para jugar. El de la familia Morales Velasco, que poco antes había venido desde Andalucía, estaba situado en el barrio, antiguo municipio, de San Andrés del Palomar y un día, como por casualidad, mientras el padre le daba a la azada, apareció escondida en la tierra una bonita estatuilla con la que jugaron sus hijos.


Al cabo del tiempo hubo quien la valoró como pieza artística y fue a parar al Museo de Historia de la ciudad. Corría el año 1955 y alguien la bautizó la “Venus de Barcelona”, pensando en un posible origen romano. No fue así, porque cuando se la estudió en profundidad resultó ser de fecha muy posterior, pero la estatuilla ya era famosa y se había convertido en un símbolo de la ciudad.


Barcelona Flashback en la Casa Padellu00e1s


La “Venus” de Barcelona y otros 99 objetos forman ahora mismo parte de la exposición “Barcelona Flashback” que acaba de instalarse en el citado Museo (Veguer, 2). Los hay del siglo I de nuestra era, tales unos retratos funerarios femenino y masculino, una urna funeraria, una ánfora de vino, una cabeza de león de templo romano o ciertas pinturas de la domus de la calle Avinyó, pero también muchos otros objetos posteriores: sarcófagos, muebles, capiteles, óleos, faroles, cajas, monedas, sellos, el vitral del prostíbulo de Madame Petit, un revólver (quizá escondido por algún pistolero del Barrio Chino de los años veinte) la llave de la famosa Ciudadela, toda suerte de documentos (planos, bandos municipales, carteles, permisos de obras, dibujos, acciones, fotos, cartilla de racionamiento…), hasta elementos contemporáneos, como máquina de escribir, televisión, proyector de cine, cabina telefónica, e incluso la antorcha olímpica o el Cobi. Y como elemento esencial, el gran reloj de la ciudad, conocido como “de los Flamencos”, que fue el sexto que dio la hora oficial, tiene 4,4 metros de altura y pesa cinco toneladas. Se encargó en 1575 y estuvo en funcionamiento hasta 1864, que se situará en fecha próxima en el patio de la Casa Padellás.


Este centenar de elementos agrupados en forma de “kit” permite conocer en una hora el desenvolvimiento de la ciudad durante los últimos veinte siglos a través de la lectura histórica interrogativa de objetos, arquitecturas y paisajes. El visitante puede iniciar su recorrido ante un espejo que se le invita a atravesar para continuar el itinerario en cinco fases en la que habrá de interrogar testimonios, construir relatos, explorar territorios, comparar con otras ciudades y leer patrimonios”.


Tal como explicó el director del Museo, Joan Roca, con ello se trata de ofrecer un lugar en el que se explique la ciudad en una síntesis intensa, algo que se echaba en falta hasta ahora mismo y que constituía una verdadera necesidad tanto para los propios barceloneses, como para el turismo.

“Barcelona Flashbak” se inaugurará con motivo de la celebración en el propio Museo del VIII encuentro general de “The city history museums and research network of Europe”.


La exposición es de visita libre y ofrecerá un programa paralelo de visitas comentadas e itinerarios (Barcino/Barcelona, Barcelona gótica, La ciudad medieval, cristianismo, visigodos y poder, La apertura de la Vía Layetana, La defensa activa y pasiva de la ciudad, La guerra civil y los bombardeos) así como diversas actividades familiares y escolares.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH