viernes, 6 de diciembre de 2019

Sergio Margulis: “El desarrollo es una condición necesaria para la resiliencia al cambio climático”

|

“Solo tenemos un planeta”. Es una frase de Sergio Margulis, considerado uno de los principales expertos en economía ambiental de Brasil. En la actualidad, trabaja como Asesor Principal del Instituto para la Sostenibilidad, con sede en Río de Janeiro. Polifacético en temas medioambientales, posee una amplia formación académica: el profesor Margulis tiene un PhD. en Economía Ambiental de la Universidad de Londres; Maestría en Estadística del Instituto de Matemáticas Puras y Aplicadas (IMPA) y Licenciatura en Matemáticas de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro. 


Margulis Sergio



Sus experiencias profesionales incluyen la Presidencia de la Agencia Estatal del Medio Ambiente FEEMA/RJ y 22 años en el Banco Mundial, con énfasis en la coordinación del ‘Estudio de Economía del Cambio Climático de Brasil’, desarrollado en colaboración con el gobierno británico. Este estudio fue un aporte del Banco a la COP de la CMNUCC sobre cambio climático. Antes de trabajar en IIS, fue Secretario de Desarrollo Sostenible en la Secretaria de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de Brasil.


¿Es el cambio climático una amenaza global?


El cambio climático no es sólo una amenaza global, es la amenaza más preocupante para la humanidad en la actualidad. El planeta Tierra ha existido durante unos 4.500 millones de años, la vida en la Tierra comenzó hace 3.700 millones de años, lo que sólo fue posible gracias a las condiciones ambientales únicas que todavía nos permiten estar aquí hoy. La resiliencia (capacidad de resistencia y ajuste) del planeta a distintos tipos de impactos violentos es muy grande, pero tiene sus límites. La concentración de CO2 en la atmósfera, que conduce al calentamiento global y al cambio climático, ha alcanzado niveles nunca vistos desde hace al menos 800.000 años. No hay duda de que la causa de este aumento son las emisiones humanas. Por el momento, no conocemos otro planeta en el que podamos refugiarnos...


¿Escenarios, impactos y vulnerabilidades del cambio climático?


La ciencia del cambio climático es muy compleja. Todos conocemos y entendemos las incertidumbres de las previsiones meteorológicas, porque sabemos que el número de factores que determinan el tiempo -y también el clima futuro- es enorme, así que usamos modelos cuantitativos bastante complejos para predecir cómo cambiará el clima a medida que aumente la concentración de CO2 en la atmósfera (junto con otros gases llamados gases de efecto invernadero, GEI). Esto obviamente depende de las futuras emisiones de GEI, que a su vez depende de cómo evolucione la economía, así como de las tecnologías. Se abre una amplia gama de escenarios de futuro. Pero hay una convergencia total en el hecho de que las concentraciones de GEI sólo tienden a aumentar, la temperatura media de la Tierra aumentará y el clima cambiará.


¿Los recursos hídricos constituyen uno de los elementos más vulnerables al cambio climático en Iberoamérica?


El agua es un recurso fundamental para la vida. El agua que tenemos en el planeta es parte de un gran ciclo, que comienza con la evaporación del agua y la humedad en la Tierra, la formación de nubes, la lluvia, la escorrentía en ríos, océanos y otros embalses y que eventualmente son utilizados por el hombre. Con el cambio climático, los patrones de precipitaciones en todo el mundo cambiarán, al igual que la disponibilidad de agua. En algunos lugares lloverá más, en otros menos. Pero en todos los lugares se prevé que las lluvias tenderán a ser mucho más concentradas e intensas. Esto tiene implicaciones no sólo para las ciudades, sino principalmente para la agricultura y la producción de alimentos.


¿Y el saneamiento?


En los países pobres existe un déficit acumulado de saneamiento. No todo el mundo tiene acceso al agua, y cuando lo tiene, no siempre es de buena calidad. La mayoría de las ciudades no consiguen recoger las aguas residuales de todas sus casas, y mucho menos consiguen tratarlas antes de verterlas en los cuerpos de agua. Y prácticamente todas las ciudades del mundo, incluidos los países ricos, tienen dificultades para hacer frente a las lluvias muy intensas, por lo que las inundaciones son comunes, y mucho más comunes en los países más pobres.


¿Cuáles deben ser las infraestructuras sostenibles?


Antes de adaptarse al clima futuro, las ciudades deben ocuparse de los problemas ya causados por el clima actual. Esta es sin duda la mayor preocupación. Las ciudades y los países que pueden hacer frente a los impactos actuales de los fenómenos climáticos pueden hacer frente mejor a los futuros impactos climáticos. Con el tiempo, estas infraestructuras de apoyo a los fenómenos meteorológicos extremos deberían ser resistentes a los fenómenos más intensos, pero esto se producirá más tarde, de modo que los países ricos ya están mejor preparados para hacer frente al cambio climático.


¿Ciudades sostenibles y cambio climático o cambio climático y ciudades sostenibles?


La lucha contra el cambio climático en las ciudades forma parte de un contexto más amplio de sostenibilidad, que busca una mayor conservación de los recursos y la naturaleza, incluidas las condiciones climáticas mundiales. Los temas de sostenibilidad urbana son aquellos que nos afectan directamente en la vida cotidiana, como la calidad del aire, las zonas verdes, los espacios urbanos democráticos, etc. La cuestión climática parece más distante, pero sin duda es el problema más amenazador para todos nosotros, porque implica impactos y consecuencias muy graves y sin retorno…


¿Piensa que los gobiernos tienen estrategias para involucrar a las ciudades en sus objetivos de mitigación?


Sin ciudades, ningún país del mundo podrá minimizar las emisiones de GEI. Además de ser los mayores emisores (directa e indirectamente), las ciudades influyen en la política del país y tienen mucha más capacidad técnica y científica para abordar el problema y articularlo con el gobierno. En general, los gobiernos centrales viven en un mundo desconectado de las realidades locales, y los objetivos climáticos en general no tienen en cuenta lo que las propias ciudades están pensando o haciendo, lo cual es un gran error y oportunidades perdidas.


¿El desarrollo económico es quizás la mayor esperanza para la adaptación al cambio climático?


Los países pobres tendrán que luchar contra la pobreza actual antes que contra cualquier otro problema. Como en la economía de nuestros hogares, no podemos ahorrar para el futuro hasta que seamos capaces de satisfacer las necesidades del presente en lo más mínimo. En el caso de los países, es más fácil para los más ricos planificar a largo plazo que para los pobres. Por lo tanto, el desarrollo es una condición necesaria para la resiliencia al cambio climático. Pero esto no significa que este desarrollo sea a toda costa un crecimiento insostenible. Hoy ya no tenemos la opción de cometer un error.


¿Qué países de América Latina están más preparados para los cambios que se avecinan?


En principio, los países más preparados son los más ricos, pero no necesariamente. Costa Rica es un país con casi el doble de ingresos per cápita que Colombia, pero es mucho más vulnerable al cambio climático debido a su ubicación. La adaptación no implica necesariamente grandes obras de ingeniería y cemento: puede hacerse mediante una buena gestión de los recursos de la naturaleza. Por lo tanto, ser rico facilita la adaptación, pero incluso los pobres pueden adaptarse sin incurrir en costos inviables.


¿Cree usted que la colaboración público-privada es importante en la contribución de infraestructuras y saneamiento del agua en América Latina?


Esta cuestión no afecta directamente al cambio climático, pero como la adaptación al cambio climático implica el fortalecimiento de la infraestructura, es necesario que haya capacidad de inversión y una buena gestión. Las asociaciones público-privadas son obviamente una opción interesante, y se aplican mucho más allá del sector del saneamiento.


Entrevista publicada originalmente en The Economy Journal


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH