domingo, 15 de diciembre de 2019

Felipe VI en Cuba: "Es en democracia como mejor se representan y se defienden los Derechos Humanos"

|

El Rey Felipe VI ha afirmado este miércoles en La Habana, ante el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, que los españoles han "aprendido" de la Constitución de 1978 y de la propia historia española que "es en democracia como mejor se representan y se defienden los Derechos Humanos, la libertad y la dignidad de las personas" y también los intereses de los ciudadanos.


Los Reyes en La Habana



"La fortaleza que la democracia otorga a sus instituciones es la que permite el progreso y el bienestar de los pueblos y hacer frente a los riesgos y desafíos que inevitablemente surgirán en el camino", ha dicho el Rey en el Palacio de los Capitanes Generales, donde los Reyes Felipe y Letizia han ofrecido el miércoles por la noche (madrugada del jueves en España) una cena "de devolución" a Díaz-Canel y su esposa, Lis Cuesta, en el segundo día de su visita de Estado a Cuba.


El Rey ha ofrecido la experiencia española para "sobre la base del respeto" poder "acompañar" el "proceso de cambio en el que está inmersa Cuba". Esa experiencia parte de que España "supo dotarse, en 1978, de una Constitución basada en el pacto, la negociación, e inspirada en el consenso y la reconciliación" y que en ese marco, "refrendado por el pueblo español en el ejercicio de su soberanía", los españoles "han vivido sus mejores años como un país plenamente democrático".


En un largo discurso en el que ha reivindicado la historia común de los dos países, Felipe VI ha lanzado un mensaje contundente al afirmar que es una lección de la historia que "la evolución, la adaptación y el cambio son inevitables", que "nada queda congelado en el tiempo y que quien se resiste a su paso pierde la oportunidad de colaborar en el diseño del futuro".


"Cuál será ese futuro lo tiene que dilucidar el propio pueblo cubano", ha proseguido el Rey, señalando que los cambios "no pueden ser impuestos" pero que para tener éxito y traer consenso y bienestar deben representar "la voluntad ciudadana".


En este sentido, ha recalcado que "es necesaria la existencia de instituciones que representen a toda la realidad diversa y plural que existe de los ciudadanos y que estos puedan expresar por sí mismos sus preferencias" y encontrar en esa instituciones el respeto a sus derechos, incluida la "capacidad de expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación o de reunión".


A la cena, en el patio del Palacio de los Capitanes Generales que preside una estatua de Cristóbal Colón, han asistido más de un centenar de personas, españoles y cubanos, incluidos miembros de la sociedad civil a los que los Reyes han recibido en audiencia poco antes en la Embajada de España -alguno de ellos dejaba ver su sorpresa positiva ante el discurso-. El discurso del Rey ha sido aplaudido por Díaz-Canel, igual que Felipe VI ha aplaudido después el del presidente cubano.


El Rey también ha subrayado que hoy en día "ningún país puede permitirse vivir aislado", así que "corresponde a las autoridades" dar a los ciudadanos "la ocasión de desarrollar todo ese potencial: oportunidades de viajar y de recibir a gentes de otros países, acceso a las nuevas tecnologías" y "normas que permitan el pleno desarrollo de la creatividad en todos los ámbitos", desde la creación cultural hasta las iniciativas empresariales.


Eso sí, ha recordado que eso pasa por que haya "leyes y normas que permitan a los emprendedores llevar a buen término sus proyectos" que "generan beneficio y contribuyen al bienestar de toda la sociedad", ha dicho, haciéndose eco de una de las principales preocupaciones de los empresarios españoles en Cuba -y de los emprendedores cubanos--, a los que ha mencionado una vez más porque llevan a cabo "con gran esfuerzo su vocación de generar riqueza y empleo teniendo que superar enormes dificultades".


Ese mensaje claro a favor de la democracia y del bienestar económico lo ha encuadrado el Rey en un repaso de la historia común de España y Cuba, teniendo en cuenta que la visita se ha organizado con motivo de los 500 años de la fundación de La Habana y que pretende dejar claro que la relación entre los dos países no esté sujeta a vaivenes políticos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH