viernes, 6 de diciembre de 2019

Un libro rescata la historia de Els Quatre Gats de Barcelona

|

El periodista Jordi Notó recupera en 'Els 4 Gats', publicado por Viena Edicions y el Ayuntamiento de Barcelona, la historia del local emblemático del modernisme catalán y sus "siete vidas" a lo largo del más de un siglo de existencia del inmueble.


'Els 4 Gats. Les set vides d'un local emblemàtic de Barcelona' quiere "dejar testimonio" de aspectos del local que no son tan conocidos, como su época como almacén textil o el proyecto que lo reabrió en 1978 con la colaboración desinteresada de Joan Miró, ha explicado este martes en rueda de prensa el autor.


Abierto en 1897 en los bajos del inmueble de la Casa Martí, construida por Josep Puig i Cadafalch, se convirtió --regentado por Pere Romeu-- en epicentro de actividades culturales, tertulias, presentaciones de títeres y sombras chinas: "el primer 'after hours'" de Barcelona, ha bromeado Notó.


Els Quatre Gats


En esta primera etapa del local Pablo Picasso expuso por primera vez y se considera que allí nació la Asociación Wagneriana, una época que acabó en 1903 cuando la taberna cerró sus puertas.


Sin embargo, ha explicado Notó, la actividad cultural siguió con el Cercle Artístic de Sant Lluc, que usó el local como sede y por el que desfilaron figuras como Antoni Gaudí, Josep Llimona o Eugeni d'Ors, y continuó con su actividad de títeres, y con el estallido de la Guerra Civil se convirtió en un ateneo cultural.


Tras la guerra civil, en 1940, se reabre el local castellanizando el nombre por 'Los cuatro gatos' por parte de empresarios del espectáculo, durante cuatro años, y en los años 50 se instaló allí un almacén textil.


DÉCADA DE LOS 70


Notó ha remarcado que no fue hasta 1977 cuando su hermano Pere evidencia el deseo de recuperar el local junto a otros como proyecto cultural, y cuentan con la colaboración desinteresada de Joan Miró --quien había ido al local en su infancia a ver títeres--, que donó dos obras para subvencionar el proyecto, y se llegó a publicar un número de la revista 'Quatre Gats' en el que participaron J. V. Foix y unos jóvenes Montserrat Roig y Quim Monzó.


La recuperación del local se hizo en dos tramos, ya que en un principio se abrió en un inmueble frente al emplazamiento original, y en 1983 se pudo reabrir en la Casa Martí.


Notó ha explicado que entre el material inédito del libro hay imágenes de Miró en sus visitas a Els Quatre Gats en la década de los 70, así como un recorrido anterior a la existencia de la propia Casa Martí en el que la calle albergó un monasterio.


Ha agradecido el labor de los archiveros, que ha permitido acceder a material como la denuncia de un vecino que se queja del ruido en el local y que permite hacer una "crónica del funcionamiento" del local y sus clientes, y ha recuperado testimonios de la época de la reapertura.


Libro Els Quatre Gats

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH