miércoles, 30 de septiembre de 2020

​El cuatripartito de la AMB se autoimpone la 'Ley del silencio' para afrontar el fracaso de Colau en la remunicipalización del agua

|

El pleno de diciembre de la AMB en el que el Grupo del PP presentaba una propuesta de resolución (PR) para que se convocara un Pleno extraordinario donde se depuraran las responsabilidades políticas por el gasto de más de 3 millones de euros del erario público ha chocado con la mayoría absoluta del cuatripartito de la AMB: Comuns, PSC, ERC y PDeCAT, que se han opuesto. Su presidenta, Ada Colau, ha optado por un silencio sepulcral y el Vicepresidente de Medio Ambiente, Eloi Badia, ha protagonizado el papel de "víctima", en una realidad kafkiana.


Badia



Ada Colau, presidenta de la AMB, ha estado muy preocupada durante todo el pleno, pero la razón no era la PR del PP que le pedía que asumiera responsabilidades políticas ante el abultado gasto de la remunicipalización del agua que frenó en seco el Tribunal Supremo; no, eso no le ha quitado ni un minuto de sueño. A Colau lo que le preocupaba en este pleno de la AMB era poder llegar a tiempo a la copa de Navidad con los trabajadores del organismo público que preside. De esta manera, alentaba a una pronta finalización del plenario para no tener "esperando a los trabajadores". Increíble, pero cierto. Los más de 3 millones de euros gastados "entre pitos y flautas" en su objetivo de remunicipalizar el agua del área metropolitana no le quitan las ganas de brindar con cava en estas épocas festivas, a pesar del revolcón judicial, frente al que hizo unas declaraciones explosivas donde cargaba las tintas tanto sobre la cúpula judicial y los llamados poderes fácticos, obradores de su estrepitoso nuevo fracaso.


Ante la diatriba de tener que asumir responsabilidades políticas por sus acciones, Colau ha optado por el silencio. Ante las preguntas de lo que decidirá hacer en el futuro, silencio. Ante el acatamiento o no de la sentencia, silencio. Pedir disculpas por su "exceso verbal" que deteriora el poder judicial, silencio. Ante convocar un pleno donde debatir la sentencia del Supremo, silencio. Qué su mano derecha, Eloi Badia, asuma la responsabilidad sobre su persistencia judicial, silencio. Pero han sido los votos unánimes del cuatripartido del que forma parte quienes la han sacado del apuro apenas sin debate, porque cuando alguien se equivoca, lo mejor no es "pedir disculpas" sino guardar "silencio". Un silencio incomodo. Un silencio cómplice. Un silencio profundo. Un silencio para que todo pase más rápido. Explicaciones ninguna, todo ha sido silencio.


PDeCAT Y ERC ARGUMENTAN SUS POSTURAS A FAVOR DE COLAU


En este sentido el portavoz del PDeCAT se ha limitado a afirmar en este pleno de diciembre lo siguiente: "Nuestra opinión es de sobra conocida. Estuvimos a favor de la creación de la empresa mixta y seguimos estándolo, pero no consideramos que sea necesario un pleno extraordinario donde debamos volver a debatir lo que ya está debatido. Votaremos en contra".


Por su parte, Ernest Maragall, como portavoz de ERC en la AMB, ha realizado una interpretación de la sentencia del Supremo y ha afirmado: "Lo que ha hecho el Supremo es devolvernos la pelota. Tenemos que profundizar en el modelo de gobernanza y hacer concreciones. Hay que generar un nuevo modelo de participación y mirar al futuro en los 23 ayuntamientos afectados y que dan servicio a 400.000 personas con un sistema diferente de gestión. Pero para ello no necesitamos el Pleno propuesto por el PP. Nos oponemos".


PP, C's Y BARCELONA PEL CANVI INSISTEN EN QUE ES NECESARIO QUE SE DEN EXPLICACIONES


C’s ha pedido a la presidenta de la AMB, Ada Colau, que "su gobierno de la AMB tiene que centrarse en su rol regulador y abandonar el ámbito judicial. Y explicar que es lo que va ha hacer. Necesitamos el pleno propuesto por el PP".


Por su parte,  Barcelona pel Canvi ha reprochado a Colau sus palabras que cargaron contra la justicia: "Creemos en la libertad de expresión, pero también en que usted, por el cargo que ostenta debe ser responsable de lo que dice y cómo. En este sentido tiene que respetar a la Justicia, cosa que con sus declaraciones no ha hecho. Nos gustaría que nos dieran explicaciones sobre los gastos realizados".


Desde el PP, su portavoz, Miguel Jurado, no se ha sorprendido del resultado de la votación de la Propuesta de Resolución que han presentado ante el Pleno de la AMB, que ha sido tumbada por la mayoría del cuatripartito de la AMB. En su turno de réplica, ha manifestado: "No esperaba que ustedes votaran a favor de nuestra Propuesta, me hubiera sorprendido que lo hicieran, pero al menos queríamos que dieran ustedes explicaciones sobre lo que van a hacer a partir de ahora, que gastos ha habido y que pidieran disculpas a los funcionarios de la AMB a los que el Sr. Badia denunció cuando era activista. No han dado respuesta a nada, estamos como al principio de este Pleno, pero esto no se acaba aquí, seguiremos insistiendo en que ustedes den explicaciones a todas nuestras preguntas y peticiones".


Ese ha sido el momento en que el vicepresidente del Área de Medio Ambiente, Eloi Badia, se ha sentido directamente interpelado y ha pedido ejercer su derecho a réplica. Es cuando adoptando un papel victimista ha manifestado: "Sr. Jurado, yo no interpuse ninguna denuncia contra la AMB, quiero que le quede claro, sino que lo hicieron varias plataformas ciudadanas, que serían en última instancia quienes deberían pedir disculpas tras la sentencia del Tribunal Supremo a los funcionarios de la AMB que fueron denunciados. Me gustaría que hiciera la misma petición y tuviera la misma sensibilidad conmigo y dos funcionarios de la AMB que tuvimos que hacer frente en la legislatura anterior a una querella criminal".


Y en una cabriola política singular, Eloi Badia, en su breve intervención no ha mostrado ni un ápice de arrepentimiento, ni ha dado explicaciones sobre sus declaraciones, lo único que ha demostrado es tener una gran dosis de "autoempatía", sobre todo hacia él; los demás, son eso, los demás, que nada tienen que ver con él, que pretende mantener no solo su genio y figura sino su bien remunerado puesto de trabajo le pese a quién le pese.


El silencio, según dice el refranero, lo dice todo y no dice nada. Pero quién calla, otorga. Y la pregunta ahora es:  ¿Qué han querido otorgar y a quién con su silencio, la alcaldesa, Colau, y el regidor, Badia?. De momento, el acatamiento de la sentencia del Supremo, es más que obvio, es el único camino que se sigue en la AMB y no hay órdenes en ningún otro sentido, más que la imposición de la Ley del silencio, quizás porque en boca cerrada no entran moscas.


Con esta política que el PP ha bautizado de "doble sombrero" del gobierno de la AMB, de ser "activistas" y "gobernantes" al mismo tiempo, al final, "paga el vecino", o sea, ustedes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH