domingo, 27 de septiembre de 2020

La historia de Turquía llega en formato breve a las librerías

|

Que la situación geográfica de un territorio es un hecho determinante de su peripecia histórica parece una realidad indiscutible. De ahí que la península de Anatolia haya sido desde hace muchos siglos una bisagra entre dos continentes, Europa y Asia, y escenario de guerras, imperios y de toda suerte de tensiones y acontecimientos. Hoy constituye el principal asentamiento de Turquía, un país musulmán, heredero del antiguo Imperio Otomano, que se ha sentido siempre vinculado al resto de Europa y es un punto clave en lo que ocurre en aquella conflictiva zona, por lo que su presencia en los medios de comunicación resulta por ello constante.


Pese a ello, digerimos las noticias que nos llegan de Turquía con un manifiesto desconocimiento del país, lo que nos impide analizar la situación de forma coherente. Se hace preciso por tanto disponer de alguna herramienta que disipe nuestras dudas y nos abra los ojos a la realidad. Esta es la virtualidad de la 'Breve historia de Turquía' (Libros de la Catarata) del periodista Adrián Mac Liman, buen conocedor de la zona por su ejercicio del oficio de corresponsal durante algunos de los últimos conflictos habidos en ella.


Breve Historia de Turquu00eda (portada libro)


Mac Liman recuerda que los turcomanos seléucidas, que habían sido chamanistas antes de su conversión al Islam, procedían de Asia Central, de donde emigraron en el siglo XI huyendo de la sequía. Aliados inicialmente del califato de Bagdad, adquirieron autonomía propia hasta ocupar buena parte del territorio de éste y constituir el llamado sultanato de Rum. Cuando aparecieron otros turcomanos expulsados de sus tierras por Gengis Khan en torno al siglo XII, fueron imponiéndose a los anteriores hasta convertirse en la fuerza dominante de la zona. Todo ello dio lugar a siglos de ininterrumpidos conflictos bélicos, principalmente con los cruzados y con el imperio bizantino, hasta que la conquista de Constantinopla en 1453 marcó la desaparición del último imperio romano y la consolidación del nuevo Imperio Otomano, que alcanzó su mayor brillantez en el siglo XVI con Solimán el Magnífico.


Fue un imperio plurinacional, que agrupó pueblos, etnias y religiones harto diferentes, circunstancia que obligó a ejercer una política de tolerancia mucho más marcada que la de los reinos cristianos europeos. Pero en su grandeza y en su variedad estuvo el germen de la decadencia que culminó cuando quedó entre los perdedores de la primera guerra mundial. El Imperio Otomano desapareció a su vez y se fragmentó en numerosos nuevos estados, entre ellos -en 1923- la Turquía laica y republicana, que conocemos y que ha tenido una vida harto asendereada hasta llegar a la situación actual. El país vive ahora mismo una experiencia reislamizadora y crecientemente autoritaria que ha puesto en tela de juicio el papel arbitral del Ejército. Tiene, a la vez, que hacer frente al separatismo kurdo y a los peligros derivados de las fricciones entre Rusia, Siria, Irak, Israel y el no tan lejano Estados Unidos.


Mac Liman lo explica con abundancia de datos históricos, pero de forma clara y periodística, con escasas notas a pie de página, como quien escribe un reportaje, lo que hace de su 'Breve historia de Turquía' un libro que puede leerse de corrido y, a la vez, una útil herramienta de consulta.     

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH