Barcelona registra un 2019 negro en seguridad con más asesinatos y robos violentos

|

Barcelona se despidió de 2019 con la noticia de un nuevo apuñalamiento en Ciutat Vella. El céntrico distrito se ha convertido en uno de los focos de criminalidad en la ciudad, pero los datos generales revelan un panorama sombrío de la seguridad en la capital catalana.


Según las cifras del último Balance de Criminalidad elaborado por el Ministerio de Interior --que registra los hechos delictivos cometidos hasta el último trimestre de 2019--, en Barcelona se cometieron el pasado año más infracciones penales que en 2018, destacando el aumento de los homicidios dolosos y asesinatos consumados, así como de los robos violentos.


Entre enero y septiembre de este año se cometieron 15 asesinatos, respecto a los 9 de hace dos años. En el caso de los robos con violencia e intimidación, el aumento es aún más espectacular: se ha pasado de 8.672 a 10.833 en un año. También aumentaron los asesinatos en grado de tentativa --que pasan de 35 a 39-- y los delitos contra la libertad e indemnidad sexual --de 575 casos a 632--.


Paseo central de Rambla Catalunya


UN CAMBIO DE GOBIERNO QUE NO SE NOTA


Pese a que este panorama llega después de un cambio de gobierno en el consistorio --una coalición entre comunes y socialistas--, algunas voces en la Guardia Urbana no perciben ninguna modificación en la estrategia municipal de seguridad. En declaraciones a Catalunyapress, un portavoz del sindicato CSIF ha certificado que "estos datos demuestran que nada ha cambiado en Barcelona".


La llegada del exdirector de Mossos, Albert Batlle, a la concejalía de seguridad  fue vista con buenos ojos por el cuerpo policial, pero esta nueva singladura está dejando mucho que desear. "Estos datos de criminalidad seguirán siendo los mismos mientras no seamos más una policía preventiva que reactiva", comenta esta fuente sindical, añadiendo que para ello "hacen falta más recursos humanos y materiales". "Con Ada Colau hemos perdido el principio de seguridad", sentencia.


LA ALARMA SALTÓ EN VERANO


Fue el segundo barómetro de Interior el que encendió las luces de alerta en torno a los niveles de seguridad en Barcelona. En el mes de agosto, la ciudad llevaba acumulados trece homicidios violentos, un alza que destacaba frente a otras capitales españolas.


Los datos acumulados en Barcelona hasta septiembre confirman esta radiografía si se comparan con los de Madrid. La capital de España --que tiene un millón más de habitantes--, registró 8 asesinatos el año pasado, frente a los 15 de Barcelona; 7.779 robos violentos, frente a los 10.833 en la capital catalana; y 886 delitos sexuales, frente a los 632 en Barcelona.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH