La portavoz de ERC: "Me importa un comino la gobernabilidad de España"

|

La diputada de ERC Montserrat Bassa, que ha ejercido de portavoz de su grupo en la última jornada del pleno de investidura en el Congreso, ha proclamado que a ella, personalmente, le "importa un comino la gobernabilidad de España".


La representante republicana, hermana de la exconsejera catalana Dolors Bassa, condenada a 12 años de prisión por delitos de sedición y malversación, ha cargado duramente contra el candidato a presidente, el socialista Pedro Sánchez, al que ha acusado de ser "cómplice" de la situación de su hermana y del resto de condenados por el proceso independentista.



Con todo, ha confirmado que su grupo se abstendrá para facilitar la investidura de Sánchez para dar una oportunidad al diálogo. Aunque ha confesado que su "rabia" le haría votar no "a un PSOE cómplice con la represión" y la "criminalización de la protesta", pero que son los propios encarcelados, a los que ve a través de un "puto cristal", los que insisten en que ERC cree "en el diálogo" y en una república catalana "construida desde la cordialidad con España".


LA "RABIA"


Aunque ha confesado que su "rabia" le haría votar no "a un PSOE cómplice con la represión" y la "criminalización de la protesta", ha añadido que son los propios encarcelados, a los que ve a través de un "puto cristal", los que insisten en que ERC cree "en el diálogo" y en una república catalana "construida desde la cordialidad con España". "Nosotros no somos como ellos", ha añadido.


Así, ha confirmado que su grupo se abstendrá para facilitar la investidura de Sánchez, "desde la gestión de la rabia y la impotencia" y "para dar una oportunidad al diálogo" conforme a la "empatía", que, según ha dicho, preconiza la también condenada expresidenta del Parlament, Carme Forcadell. Al regresar a su escaño, el portavoz del grupo, Gabriel Rufián, la ha recibido con un abrazo.


Tanto Bassa como la portavoz de Junts, Laura Borràs, han reclamado la libertad inmediata del líder de ERC, Oriol Junqueras, y la nulidad de la sentencia condenatoria. Eso sí, Borràs ha dejado claro que sus diputados se mantienen en el 'no' porque, según ha dicho, no pueden "votar por la represión y contra Cataluña".


JUNTS SE OFRECE, SI SE VA MÁS ALLÁ DE LA COSMÉTICA


Eso sí, Borràs ha afirmado que si Sánchez pasa "del diálogo a los hechos" y trabaja a favor de Cataluña no solo con "propuestas cosméticas", Junts estará "ahí". Y es que ha dejado claro que no se fía de él, porque desde junio de 2017 ha cambiado de discurso sobre Cataluña "media docena de veces", de modo que es difícil saber qué piensa de verdad.


Borràs ha recordado a Sánchez que fue "parte proactiva e indispensable para implementar el 155 con el que empezó todo" y ha recalcado que no contribuirá a la investidura "cuando la arquitectura político-judicial del Estado está tratando de desposeer de la presidencia" a Quim Torra.


En esa línea, ha afirmado que en España "no hay separación de poderes" y ha esgrimido la decisión del Parlamento Europeo de reconocer a Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Toni Comín como eurodiputados para decir que España "que dice ser tan democrática y tan garantista no cumple ni con Cataluña ni con Europa" y va "en sentido contrario en la ruta del Derecho".


De su lado, la portavoz de la CUP, Mireia Vehí, además de reclamar "amnistía y autodeterminación", ha centrado su intervención en cargar contra "la agresividad de la derecha y la ultra ultra derecha", a los que ha acusado de tener "un problema con la democracia", y ha apostado por una "alianza antifascista en las instituciones y en la calle". "Trabajaremos para que la gente vea en nosotros una alternativa", ha dicho después de confirmar su no a Sánchez.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH