viernes, 28 de febrero de 2020

Homenaje a la trayectoria del editor Claudio López Lamadrid en Barcelona

|

El editor Claudio López Lamadrid, fallecido hace un año, ha recibido este martes la Medalla d'Or al Mèrit Cultural del Ayuntamiento de Barcelona a título póstumo en un acto en el que se han destacado los puentes tejidos con la literatura latinoamericana y su contribución para consolidar a Barcelona como capital de la edición en castellano.


Al acto en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, en el día que el editor hubiera cumplido 60 años, han asistido sus hijos Jimena y Jacobo López Lamadrid; su pareja, Ángeles González Sinde; la alcaldesa de Comillas, Teresa Noceda; los concejales Joan Subirats, Jaume Collboni, Ferran Mascarell, Gemma Sendra, Marilén Barceló y Josep Bou, y representantes del mundo editorial.


Los hijos del editor han agradecido a la "ciudad del alma" de López de Lamadrid el reconocimiento a su trayectoria, y han afirmado que, pese a que no era una persona a la que agradaban este tipo de actos, hubiera estado orgulloso de recibir la distinción.


Su pareja, Ángeles González Sinde, que ha leído en el inicio de su intervención un poema de Antonio Machado, ha agradecido emocionada la medalla por permitir estar juntos de nuevo: "Un sencillo gracias, en su nombre y en el nuestro, de todos lo que le hemos querido. Gracias por el reconocimiento a un vecino de Barcelona".


Barcelona homenajea la trayectoria de Claudio Lu00f3pez Lamadrid y los puentes literarios que tejiu00f3

Joan Subirats, teniente de Alcaldía de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad; Jimena López de Lamadrid,
hija de Claudio López de Lamadrid, y Jacobo López de Lamadrid, hijo de Claudio López de Lamadrid


EDITOR DEL SIGLO XXI


La exministra ha evocado la delicadeza que encerraba el editor y su falta de fatiga para descubrir lecturas, convirtiéndose en un puente entre autores y lectores, así como su pasión por la literatura y por evidenciar que todas las variantes del español deben interesar por igual.


Esa voluntad de construir un mapa de voces ha sido uno de los aspectos destacados por su amigo y crítico literario Ignacio Echevarría, quien ha resaltado la gran apuesta de López Lamadrid de dotar a las diferentes sedes editoriales de su grupo de identidad propia y autonomía en un ejercicio de descentralización sin perjudicar su contribución decisiva a situar a Barcelona como "referente indiscutible" de las letras hispánicas.


Echevarría ha señalado a López Lamadrid como el modelo "más plausible del editor del siglo XXI" que se enfrenta sin prejuicios y pragmatismo a los retos de una nueva época, sintonizando pero no entregándose a ella.


EDITOR DE CATÁLOGO


La escritora Elvira Navarro ha enfatizado el catálogo creado por López de Lamadrid, que tradujo al castellano a nuevos autores norteamericanos y dio a conocer a escritores de la nueva narrativa latinoamericana, sin olvidar Premios Nobel, autores españoles y la poesía.


"Somos legión quienes no olvidamos lo que lo tuvimos cerca como editor, consejero y protector", ha dicho Navarro, quien ha señalado que creía que los editores son prescriptores siendo pionero en su presencia en redes sociales.


El teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad, Joan Subirats, ha subrayado que su fallecimiento repentino el pasado 11 de enero de 2019 dejó un vacío en el sector editorial barcelonés: "Nuestra ciudad y cultura no serían lo mismo sin personas visionarias y apasionadas" como López Lamadrid.


Subirats ha destacado su visionario cosmopolitismo, los puentes construidos con escritores latinoamericanos, su amor y pasión por la obra de Gabriel García Márquez y ser un editor de catálogo que ha dejado una "huella imborrable" en los autores que trató.


El Consell Plenari del Ayuntamiento de Barcelona acordó por unanimidad el pasado 29 de noviembre otorgar a Claudio López de Lamadrid la medalla a título póstumo para reconocer su labor editorial.


Se inició en el mundo literario de la mano de su tío Antonio López Lamadrid, fundador de Tusquets, trabajó con Christian Bougois en París y en su regreso volvió a trabajar en Tusquets antes de participar en la fundación de Galaxia-Gutenberg y entrar en Literatura Mondadori.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH