Montilla considera una "temeridad" abrir la puerta a reeditar un nuevo tripartito en Catalunya

|

El expresidente de la Generalitat catalana Josu00e9 Montilla


El expresidente de la Generalitat José Montilla ha pedido este viernes 17 de enero no esperar una solución milagrosa de la mesa de diálogo que debe configurarse entre el Govern y el Ejecutivo central, y ha avisado también de que habrá "turbulencias judiciales".


Además, ha asegurado que, hoy por hoy, una "temeridad" abrir la puerta a reeditar un nuevo tripartito en Catalunya.


"No hay que pensar que en esta mesa habrá la solución al problema. La solución al problema es un conjunto de soluciones. No hay una solución milagrosa, no se producirá", ha advertido Montilla, asegurando que, si todo se supedita a una solución en mayúsculas, existe el riesgo de que el diálogo se paralice.


Tras elogiar los riesgos asumidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, cree que todas las partes han entendido la necesidad de iniciar un camino de desbloqueo, pero ha avisado de que habrá "muchas turbulencias" y que hay que protegerse de los posibles embates de la derecha.


"Será un camino lento que requerirá mucha cintura política", ha asegurado Montilla, pese a argumentar la necesidad de que los partidos de derecha tomen conciencia de la situación y participen de una solución.


"AGENDA CATALANA"


En primer lugar, según Montilla, hay que bajar la tensión política, y ve "imprescindible" también que el nuevo Gobierno se dote de una agenda catalana.


En Catalunya, ha pedido elecciones si la Generalitat no lidera una agenda de gobierno, y considera una "temeridad" abrir la puerta a reeditar un nuevo tripartito, como el que encabezaron él y Pasqual Maragall, porque ve cambios sustanciales en lo que defienden actualmente el PSC, ERC y los comuns.


"En el programa que se pactó entonces no se hablaba ni de la consulta. Con elecciones que no sabemos ni cuándo se producirán ni la correlación de fuerzas, hablar de escenarios como el del tripartito tiene poco sentido. Han cambiado muchas cosas para pretender copiar de forma mimética soluciones de pasado", ha sostenido.


A su juicio, la gobernanza del país ha quedado en segundo plano desde hace años y subordinada "a la propaganda y activismo" de los que están al frente.


En su opinión, el proceso soberanista ha impedido reaccionar y definir estrategias que permitan el liderazgo de Catalunya, con lo que "la pérdida de relevancia de la Generalitat en la orientación de la política económica es palpable".


Para Montilla, el proceso soberanista ha provocado sufrimientos personales, una sociedad catalana "más dividida, enfrentada y enfadada", ha debilitado el autogobierno y ha convertido Catalunya en una preocupación.


"No nos podemos permitir que se consolide un sentimiento de desafección hacia nuestras instituciones de autogobierno. Nos ha costado demasiado conseguirlas", ha recalcado el expresidente de la Generalitat, recuperando el término que utilizó por primera vez en 2007 cuando advirtió del riesgo de desafección entre Catalunya y el resto de España.


SUPLICATORIO DE PUIGEMONT


Al preguntársele si los socialistas votarán a favor del suplicatorio al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo, ha asegurado que no lo sabe, y ha recordado que siendo diputado y ministro participó en la votación de suplicatorios que afectaban a representantes de su partido.


"La inmunidad no es un privilegio, es una protección que tienen los diputados para poder ejercer su trabajo", ha subrayado en un desayuno en Fórum Europa.


Sobre si ve riesgo de que el Mobile Wordl Congress (MWC) deje Barcelona, cree que el congreso está arraigado en la capital catalana, pero avisa de que "las cosas se pueden dañar".


"Depende de lo que hagamos. Si en cada MWC hay huelga de taxistas y no sé cuantas cosas, seguramente ayudaremos a que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Diaz Ayuso, consiga sus objetivos", ha zanjado.


BATET


La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ha presentado a Montilla, lo ha erigido como un ejemplo de que la presidencia de la Generalitat "se debe a todos los ciudadanos piensen como piensen", y ha defendido que su sentido institucional ha sido una constante en su trayectoria

"Montilla es político, y como tal ha defendido unos principios, hasta por encima de las posiciones de su partido", ha reivindicado Batet, asegurando que el expresidente trabajó por España y por Catalunya desde todas sus posiciones y no vivió de un conflicto pero sí luchó por superar los que se le presentaron.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH