Reducido a dos meses el plazo sin ingresos necesario para recibir la Renta Garantizada de Ciudadanía

|

El dinero huye del proceso soberanista catalán


El pleno del Parlament aprueba una proposición de ley presentada por Cs, el PSC-Units, los comuns y la CUP que modifica la Ley de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) reduciendo el plazo para acreditar falta de ingresos de seis a dos meses necesario para recibir la prestación.


La propuesta, que se ha tramitado por lectura única el 7 de febrero, se ha aprobado con 129 votos a favor de Cs, JxCat, ERC, el PSC-Units, los comuns y la CUP, y la abstención de los cuatro diputados del PP.


La normativa de la RGC fija que uno de los requisitos para percibir la prestación es "no disponer de una cantidad de ingresos, rentas o recursos económicos considerada mínima para atender las necesidades básicas de una vida digna".


Hasta ahora, los solicitantes de la RGC debían acreditar haber estado seis meses en esta condición de falta de recursos, pero con esta modificación se reduce este plazo a dos meses.


Además, añade a la ley que no se contabilizarán como ingresos las "ayudas económicas no regulares y puntuales por parte de familiares hasta un segundo grado de consanguinidad o afinidad", de manera que no se pueda denegar la solicitud de la prestación a los ciudadanos que hayan cobrado alguna retribución de este tipo.


DEBATE


El diputado de la CUP Vidal Aragonés ha defendido que esta modificación de la ley sirve para que el Govern no interprete "restrictivamente" la normativa de la RGC y ha sostenido que el cambio de seis a dos meses evitará que familias que puedan caer rápidamente en una situación de pobreza tengan que esperar para obtener la prestación.


Por parte de Cs, Noemí de la Calle ha criticado que el Govern todavía no haya desarrollado el reglamento de la ley de la RGC y ha afirmado que con esta modificación legislativa el Ejecutivo no podrá "escudarse en la falta de reglamento" para excluir a ciudadanos que piden la prestación.

El socialista Raúl Moreno ha reivindicado que con esta iniciativa conseguirán que la RGC "sea más eficaz, más efectiva y más justa", y que incluirá en esta ayuda a colectivos que hasta ahora quedaban excluidos.


En la misma línea, Marta Ribas (comuns) ha celebrado el acuerdo para aprobar esta propuesta, aunque ha alertado de que ha habido "mucha presión para que esta modificación no se hiciera".

La republicana Rut Ribas ha argumentado que aprobar esta propuesta por lectura única "no es la mejor forma para buscar el consenso" entre todos los actores implicados, pero ha destacado que son cambios importantes y necesarios para mejorar la RGC.


También lo considera Saloua Laouaji (JxCat), que cree que este cambio en la normativa de la RGC responde a una necesidad para mejorarla y resolver sus "imperfecciones", y ha dicho que es de responsabilidad institucional poner los mecanismos, herramientas y recursos necesarios para luchar contra la precariedad y las desigualdades.


Por último, Santi Rodríguez ha explicado que se han abstenido porque considera que reducir el plazo sin ingresos necesario para recibir la RGC "puede significar reducir el interés para encontrar un puesto de trabajo".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH