Los críticos de Ciudadanos se rebelan contra la alianza con el PP

|

Los militantes y cargos críticos de Ciudadanos agrupados en la plataforma Cs Eres Tú han preparado una enmienda a la ponencia de Estrategia para defender que la formación naranja tiene un "proyecto autónomo" y que debe "mantener su identidad electoral individual y diferenciada", no "disolverse" en el bloque de la derecha o en el de la izquierda.


De esta manera expresan su rechazo a las coaliciones que la portavoz en el Congreso, Inés Arrimadas, respaldada por la Gestora del partido, quiere impulsar para las elecciones autonómicas en Galicia, País Vasco y Galicia.


La enmienda, que se impulsaría a través de las agrupaciones locales del partido para que llegue a debatirse en la Asamblea General de marzo, apuesta por "romper la espiral de polarización desde el centro" y mantener a Cs "como un proyecto político autónomo, capaz de mantener su identidad electoral individual y diferenciada de los dos bloques enfrentados y excluyentes" a los que se encamina el sistema político español.


"No podemos, por tanto, aceptar ser atraídos hacia cualquiera de los polos ni disolvernos en alguno de los bloques, porque en ese momento la razón de ser de Ciudadanos se habrá extinguido", agrega.


Arrimadas sostiene que su intención es aunar esfuerzos con el PP, el PSOE y la sociedad civil, pero admite que el PSOE como partido no participará y espera que se puedan sumar referentes de la socialdemocracia que rechazan las posiciones de Pedro Sánchez.


Plataforma Ciudadanos Eres Tu00fa


IGEA RECHAZA "ALIMENTAR EL BIPARTIDISMO"


Sin embargo, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, teme que esas alianzas, si es que prosperan, se hagan únicamente con el PP, y cree que eso "no es una buena idea".


Así lo ha manifestado antes de participar en un acto de Cs Eres Tú en Madrid, donde ha declarado que Ciudadanos ya se equivocó cuando decidió pactar solo con el PP tras las elecciones autonómicas de mayo. "Vinimos aquí para acabar con el bipartidismo, no para alimentarlo", y ahora "no podemos volver a equivocarnos", ha afirmado, subrayando que Cs no es el PP.


Además, ha añadido que, "desgraciadamente", no cree que esas coaliciones lograran desbancar al nacionalismo en Cataluña ni vencer al PNV en Euskadi. Y si esos objetivos no se consiguen, "¿qué habremos ganado para el país?, el país habrá perdido una marca", ha añadido, insistiendo en que Cs no debe situarse en las "trincheras".


Otro motivo por el que Igea rechaza posibles alianzas con el PP antes de los comicios es que, a su juicio, con las coaliciones electorales y su traducción en número de votos y escaños es erróneo pensar que "dos más dos son cuatro".


DEJAR QUE LOS MILITANTES DECIDAN


Pero, sobre todo, considera que quienes deben definir la estrategia del partido son los afiliados y, después, los compromisarios en el congreso de marzo. "No puede ser que ninguna candidatura condicione el futuro del partido", ha recalcado en alusión a Arrimadas, que se presentará a las primarias para presidir Ciudadanos.


Durante el acto de Cs Eres Tú, al que han acudido unas 200 personas, han intervenido Igea y otros tres excargos de la formación naranja: Marta Marbán, diputada en la Asamblea de Madrid, los exdiputados en el Congreso Saúl Ramírez y Orlena de Miguel --recientemente destituida como portavoz del partido en Castilla-La Mancha-- y Mari Ángeles Fernández Ramil, exsecretaria de Programas de Cs Galicia.


Además, entre los asistentes estaban cargos públicos como el diputado en el Parlament de Cataluña Antonio Espinosa, el senador por Murcia Miguel Sánchez, el exvicepresidente del Congreso Nacho Prendes, el exportavoz en el Parlamento de Baleares Xavier Pericay, la concejal en Lugo y exportavoz de Cs Galicia Olga Louzao y los exdiputados en la Cámara Baja Miguel Garaulet, Soraya Mayo y Fernando Navarro --ahora viceconsejero en el Gobierno de Castilla y León--, entre otros.


Mientras hablaba Igea, que ha saludado con sorna a los asistentes con un "buenas noches, baronesas y barones" --porque Arrimadas le acusa de querer un partido con "baronías" territoriales--, algunas personas le han jaleado al grito de "¡presidente, presidente!". Pero él ha respondido que "no es el momento ni la ocasión", descartando por ahora concurrir a las primarias.


Según ha explicado, su propósito ahora es defender la enmienda a la totalidad de Cs Eres Tú a la ponencia de Estatutos, porque del triunfo de la misma "depende el futuro de Ciudadanos". Al mismo tiempo, seguirá intentando convencer a Arrimadas, "una excelente candidata", de que asuma el modelo de organización que proponen.


Por eso ha pedido que se deje decidir primero a los militantes, "y después será el momento de pensar qué personas son las adecuadas para llevar esto adelante".


RECLAMAN MÁS DEMOCRACIA INTERNA


Sobre ese modelo por el que abogan los críticos, el dirigente castellano y leonés ha explicado que quieren un partido con "democracia interna, participación, capacidad de crítica y de acuerdo" y "que no persiga al disidente". "Nadie sobra en Cs. No puede ser que cada vez que una persona discrepe, le digan 'preséntate o vete'", ha comentado.


También ha denunciado una estructura que favorece el "hiperliderazgo" y donde "no existen contrapesos" ni propicia el debate y la crítica internos, porque cree que eso hace más fácil que el partido tome decisiones estratégicas equivocadas.


Por ejemplo, cuando Albert Rivera y su Ejecutiva no pactaron con el PSOE de Pedro Sánchez tras las elecciones generales de abril para evitar que este gobernara con Podemos y con el apoyo de partidos nacionalistas. "Soñamos que podíamos alcanzar el poder" y "pecamos de egoísmo", ha lamentado.


UNA "SECTA" DONDE SE "PERSIGUE" A QUIEN DISCREPA


Durante el encuentro de este viernes, los intervinientes han detallado algunos de los problemas que ven en la estructura y el funcionamiento interno de Ciudadanos. Entre sus principales propuestas, que los afiliados voten para elegir a los cargos autonómicos y provinciales, que se garantice la independencia de órganos como la Comisión de Garantías y que se suavice el régimen disciplinario.


Pero también han expresado duras críticas, como cuando Orlena de Miguel ha dicho que un partido debe ser un espacio para la "convivencia de ideas", no "una agencia de colocación" para "repartir cargos", y que no se puede tratar a los militantes como a "súbditos". En la misma línea, Marta Marbán ha advertido de que si no se tiene en cuenta a los afiliados, al final estos pierden la ilusión.


Raúl Ramírez, por su parte, ha indicado que un partido donde se "persigue" la libertad de expresión y se impone el "pensamiento único", al final acaba convertido en una "secta", algo que no ve lógico en una formación que se define como liberal.


Por último, Fernández Ramil ha expresado su oposición a que una "oligarquía" sea la que tome todas las decisiones en Ciudadanos a costa de "la representación y la participación interna" de la militancia. "Hemos tenido un modelo de obediencia ciega, un modelo vertical de vigilancia y control", y "nosotros proponemos coordinación, debate y deliberación", ha afirmado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH