Reunión a puerta cerrada entre Rufián, Calvo y Lastra para allanar la aprobación de los presupuestos

|

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha permanecido en la tarde de este lunes una hora en la zona que el Gobierno tiene reservada en las dependencias del Palacio de la Carrera de San Jerónimo y allí se ha visto con la vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, y con la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra. Con el arranque de la legislatura, el Gobierno quiere ponerse manos a la obra con distintas iniciativas parlamentarias, de las cuales la más importante es la aprobación de los presupuestos.


Rufián entró en la zona del Gobierno llamado por Lastra y tan sólo unos instantes antes de que entrara en esas mismas dependencias el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Sin embargo, fuentes de Moncloa negaron desde el primer momento que el jefe del Ejecutivo estuviese reunido con Rufián. Ni siquiera se cruzaron, han asegurado desde el equipo del presidente.


Adriana Lastra y Gabriel Rufián


NO SE VIO CON SÁNCHEZ, ASEGURAN


Una hora después, el portavoz de los republicanos salía de la zona de gobierno hacia el Hemiciclo acompañado de Lastra, quien, preguntada por Europa Press, negaba que hubiesen estado reunidos con Sánchez y explicaba que habían estado hablando los dos de temas parlamentarios.


Poco después, abandonaba la zona de gobierno la vicepresidenta Calvo, y preguntada por la prensa, revelaba que había sido ella quien se había visto con el portavoz republicano, si bien ha rehusado precisar de qué cuestiones habían estado hablando.


Al término de la sesión plenaria, Lastra precisaba que Calvo y Rufián habían estado "saludándose". Otras fuentes del Gobierno confirmaban el encuentro de Calvo con los dos portavoces y detallaban que la vicepresidenta había conversado con Rufián por un espacio menor de tiempo del que había estado Lastra.


RUFIÁN, EL NUEVO HOMBRE CLAVE DEL GOBIERNO


El interlocutor del Gobierno, mientras tanto, prefería no hacer comentarios a los periodistas sobre estos encuentros. "Discreción, discreción", se ha limitado a decir Rufián.


El dirigente independentistas fue clave hace unas semanas cuando desde el Gobierno pospuso hasta después de las elecciones catalanas el inicio de la mesa de diálogo que ERC había pactado con el PSOE para la investidura.


En aquella ocasión, Rufián fue a Moncloa para reunirse con Sánchez y el Gobierno acabó rectificando y anunció que todo el proceso seguía la agenda prevista. De hecho, el presidente ya ha prometido celebrar esa primera reunión antes de acabe febrero.

relacionada Rufián avisa a Sánchez de que la mesa de diálogo condiciona la estabilidad de la legislatura
relacionada ​Rufián: "Si no hay mesa de diálogo, no habrá legislatura"

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH