miércoles, 1 de abril de 2020

'Pecats imperdonables' una “comedia-thriller” en la que los espectadores intervienen en su desarrollo y pueden determinar el final

|

Recuerdo que una vecina de casa, con la sabiduría que dan los años vividos, decía que “cuando en una familia sus componentes se pelean no hay que preguntar por qué, sino por cuánto”. Tal es lo que les ocurre a los protagonistas de “Pecats imperdonables”, una comedia-thriller de Benjamín Cohen que Edu Pericas dirigirá a partir del 12 de marzo en el teatro Borrás. Con una peculiaridad que la hace diferente a otras obras teatrales: los espectadores van a tener la ocasión de intervenir en su desarrollo. Idea que no es rigurosamente original porque sigue la pauta de “las nuevas películas interactivas aparecidas en Netflix, aunque en este caso aplicada al teatro.


Teatro Pecats imperdonables



Cuando empiece el espectáculo y a diferencia de lo que ocurre normalmente, no sólo no se pedirá al público que apague los móviles, sino al contrario, se le solicitará que los mantenga encendidos porque a lo largo de la función se le va a solicitar que tome a través de la aplicación la aplicación (no, no se apresuren e intenten curiosearla, puesto que no está todavía en funcionamiento) una decisión en siete momentos de la trama argumental, entre ellos el final, que tendrá tres opciones diferentes. El regidor evaluará en cada caso el resultado de la encuesta y dará la pauta pertinente a los intérpretes, lo que va a hacer posible que cada función pueda ser diferente de la del día anterior y de la siguiente.


Él autorescribió la obra en castellano y situó la acción en Panamá. En la versión que se ofrece en el Borrás se ha adecuado el contexto a nuestros paisajes y Pericas, que ha hecho de adaptador, la ha situado en el delta del Ebro y en la verbena de San Juan. También se ha tomado la molestia de traducirla al catalán, pese a que en estos pagos el castellano es una de nuestras dos lenguas vehiculares, por lo que cabe suponer que lo ha hecho con la sana intención de rebañar los derechos que le corresponden por ello ¡Velay!


Decíamos al principio que el argumento gira en torno a las ambiciones económicas de unos personajes unidos por vínculos de consanguinidad que muestran, a través de sus pecados capitales -ya saben, soberbia, avaricia, gula, ira, lujuria, pereza y envidia, el vicio nacional de los españoles- las miserias del ser humano. “Es una historia familiar en la que, gracias a los errores cometidos por la segunda generación, sus componentes van directos a la ruina. Se reúnen después de la muerte del fundador para celebrar un acto de reconciliación que acaba derivando en una verdadera batalla campal en la que cada cual defiende férreamente los intereses que cree que le corresponden”. Ficción claro, pero, en el fondo, real como la vida misma. Aunque aquí expresado en forma de comedia y con la sana intención de divertir al público.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH