lunes, 30 de noviembre de 2020

Mossos, Policía Nacional y Urbana despliegan un operativo en el Raval de Barcelona

|

Efectivos de los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Urbana de Barcelona han desplegado este viernes un dispositivo conjunto en el barrio del Raval de Barcelona centrado en la delincuencia multirreincidente en la zona, además de sancionar a quienes incumplen el confinamiento, e identificar a extranjeros en situación irregular, han explicado fuentes de los tres cuerpos.


Los agentes han empezado a partir de las 11.00 horas, y los Mossos y la Guardia Urbana se han ocupado en las sanciones administrativas y por romper el confinamiento, mientras que la Policía Nacional se ha centrado en sus competencias en extranjería.


El dispositivo de este viernes, al coincidir con el estado de alarma, también se centra en las sanciones por el confinamiento, si bien los Mossos señalan que, como en otras actuaciones conjuntas, la prioridad son los multirreincidentes en hurtos y el tráfico de drogas a pequeña escala, que por otra parte son más fáciles de detectar al haber menos gente.


Mossos 4 1 1 2 1 1


A raíz del decreto de estado de alarma, las cifras en delincuencia común bajaron mucho en comparación a lo habitual, si bien la policía ha detectado que sigue habiendo narcotráfico y hurtos en la zona, especialmente a raíz de la flexibilización del confinamiento, con más personas en la calle y el transporte público.


La Policía detiene a los inmigrantes que no acreditan tener permiso de residencia en España y los traslada a la comisaría de la Verneda --al menos una persona hasta las 12.00 horas--, donde se comprueba su registro policial y los agentes imponen una propuesta de expulsión del país.


Si en el registro del detenido hay otros delitos por los que se le investiga, se seguirá el proceso judicial usual, mientras que, si la única irregularidad está en la falta de un permiso de residencia, la Policía habitualmente les traslada al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE).


SIN CIE


El CIE de Barcelona permanece cerrado por la pandemia de coronavirus, así que los agentes no podrán trasladar allí a los inmigrantes que detengan por incumplir la ley de extranjería: quedarán en libertad con el procedimiento de propuesta de expulsión vigente durante seis meses.


Tras estos seis meses, si la emergencia sanitaria ha permitido reabrir el CIE, podrán ingresar voluntariamente, o bien fuentes de la Policía aseguran que los agentes "intentarán encontrarles" antes de que caduque la propuesta de expulsión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH