martes, 29 de septiembre de 2020

"El aislamiento es una de las formas más potentes de violencia machista"

|

El confinamiento derivado del estado de alarma por la crisis sanitaria de la Covid-19 ha agravado la situación de vulnerabilidad de personas que ya eran vulnerables, como es el caso de las mujeres que sufren violencia machista y que viven con su agresor.


La prioridad de hacer frente a la pandemia y de destinar el máximo de recursos a esta emergencia, crea otro estado de alerta en un contexto capitalista, racista y patriarcal en el que no se pone en el centro el cuidado a las personas.


Así lo explica la psicóloga Núria Becerra Vilatovà, que lleva cerca de 15 años especializada en atención a las violencias machistas y cinco en el Servicio de Información y Atención a las Mujeres (SIAD) de Badalona . "Yo creo que con el confinamiento no hay más o menos machismo, sino que el machismo cambia de expresión y, ante ello, las entidades feministas y de derechos sociales debemos estar en alerta".


Nuria Becerra Vilatova en una conferencia en Chile

Conferencia de Núria Becerra Vilatovà en Chile


El hecho de priorizar la economía a los cuidados y de querer rescatar un sistema financiero responde, explica Becerra, a otra elección claramente machista, por lo que, con la crisis sanitaria, los temas de perspectiva de género se posponen.


"Quizás si los derechos de las personas más vulnerables hubieran estado en el centro, esta pandemia no hubiera sido tan dura".


Sin embargo, en la actualidad, hay un movimiento de lucha feminista y de derechos sociales muy activo que ha ayudado a sensibilizar e involucrar a parte de la sociedad. Hay publicidad en las redes sociales con el teléfono al que pueden llamar las mujeres que vivan o hayan vivido situaciones de violencias machistas (900.900.120), y hay información en farmacias y otros establecimientos esenciales abiertos, además de las redes vecinales y familiares que pueden alertar si ven o perciben algún elemento de violencia machista. Hay que añadir que hay mecanismos judiciales, policiales y sociales abiertos como servicios esenciales.


Telefono atencion mujeres



"SUPERVIVIENTES"


La respuesta de cada mujer depende de cada caso. "Hay mujeres que están en riesgo físico porque viven con su agresor y se intenta hacer un seguimiento sin ponerla en riesgo. Si la situación de confinamiento, de aislamiento, es difícil para la población, en el caso de estas mujeres la angustia y el miedo se multiplican. El aislamiento es una de las formas más potentes de violencia machista".


Sin embargo, Becerra sostiene que muchas de estas mujeres, no sólo son víctimas, sino que también tienen estrategias, son resilientes y pueden hacer frente al confinamiento porque son "supervivientes".


Se les recomienda, en esta situación de excepción, que haya una comunicación mínima y que evite los enfrentamientos, si bien es cierto que "si un agresor quiere ejercer violencia, la ejercerá".


¿Y DESPUÉS DEL COVID-19?


Como psicóloga, Becerra considera que una vez se aligera las medidas de confinamiento y pasen los meses, hay un aparato institucional que debe estar activo y preparado desde entidades como el Institut Català de les Dones, los SIADs y la Red de Atención y Recuperación Integral para las mujeres en situación de violencia machista de Catalunya: "Tenemos que ser conscientes de las respuestas que necesitamos cuando pase toda la crisis".


En este sentido, destaca que se deben exigir recursos habitacionales y de apoyo psicológico. "Las redes de salud mental estarán muy saturadas", concluye.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH