Solo uno de cada cinco empleados hablaría con su empresa si sufre un problema de salud mental

|

La salud mental sigue siendo un tabú en el mundo. Solo el 22 % de los empleados no tendría problema en informar a su superior si sufre un problema de esta índole, según los resultados de 'The Workforce View 2020', el nuevo informe publicado por el ADP Research Institute y en el que se ha entrevistado a más de 32.000 trabajadores en España, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia, España, Suiza y el Reino Unido, EEUU, Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Australia, China, India y Singapur.


Kristina tripkovic nwWUBsW6ud4 unsplash


El informe analiza cómo se sienten los empleados sobre los problemas actuales en el lugar de trabajo y el futuro laboral. Según estimaciones recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión y la ansiedad le cuestan a la economía mundial alrededor de mil millones de euros al año en pérdida de productividad, y existen unos 264 millones de personas en todo el mundo que sufren depresión en soledad.


En el informe, seis de cada diez trabajadores (62%) informan sentirse estresados en el trabajo al menos una vez a la semana, mientras que solo uno de cada diez (11%) dice que nunca lo hacen. 


"Los problemas de salud mental se ocultan todavía bajo un sentimiento de vergüenza y afecta negativamente a trabajadores y empresas. Hablar sobre la salud mental sigue siendo difícil ya sea porque las personas temen que pueda dañar sus carreras o debido a las sensibilidades culturales, y por eso los responsables de Recursos Humanos deben y pueden desempeñar un papel importante en romper las barreras para que la plantilla se sienta cómoda al tratar este tema", explica Raúl Sibaja, Head of Operations of ADP Iberia.


En este sentido, insta a "crear conciencia sobre el problema dentro de las organizaciones, establecer políticas para tratarlo y asesorar a los empleados sobre cómo pueden obtener ayuda son algunas de las formas en que los empleadores pueden demostrar que se preocupan y que se lo toman en serio".


"Sin embargo, dado que el estrés extremo y crónico puede ser un desencadenante de problemas de salud mental, los empleadores también deben pensar en cómo aliviar la carga sobre los trabajadores porque puede contribuir a la mala salud, ya sea física o mental. Confirmar si existe un problema de horas extras o si el personal se siente valorado en sus roles podría tener un efecto positivo en el ambiente de la empresa", concluye.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH