La ley trans desata la polémica entre Unidas Podemos y PSOE y enfrenta a los colectivos trans y feminista

|

La polémica está servida. Tras semanas de tensiones, y coincidiendo con el inicio del Orgullo LGTBI+ —que este año se celebrará telemáticamente—, el Ministerio de Igualdad comenzará un periodo de consultas para elaborar la ley contra la discriminación LGTBI y la ley trans. Así, durante los próximos días el Ministerio abrirá una consulta pública previa para recibir propuestas y, finalizado el término, presentará el anteproyecto en el Consejo de Ministros. 


Hombre con la bandera LGTBI en la manifestación del Orgullo en Palma


La ley trans ha estado en el punto de mira de muchos colectivos en España. Entre ellos el colectivo trans, que considera que el PSOE y una parte del feminismo quieren acabar con sus derechos. Y es que la ley propuesta por Irene Montero aboga por la autodeterminación de género, que implica que una persona no necesite hormonarse durante dos años ni tener un informe psicológico para modificar su nombre y sexo en los documentos oficiales, pero este punto ha provocado un aluvión de críticas por parte el PSOE y algunas mujeres feministas. 


En las últimas semanas, un sector del feminismo —al que ahora el colectivo trans llama "feministas radicales" o "radfem"— se opuso abiertamente a la autodeterminación de género y el PSOE difundió un documento interno que rechaza la entidad jurídica de la autodeterminación sexual porque considera que "los sentimientos, presiones o manifestaciones de la voluntad de una persona” respecto a si se siente hombre o mujer no deben tener “automáticamente efectos jurídicos plenos”. Acto seguido, el colectivo LGTBI se manifestó en contra del argumento del PSOE, que calificó de "transfóbico" porque niega la existencia de las personas trans. 


FEMINISMO Y TEORÍA QUEER

El documento del PSOE reivindica que el sujeto político del feminismo son las mujeres y rechaza la autodeterminación de género y la teoría queer porque "desdibuja a las mujeres como sujeto político y jurídico, poniendo en riesgo los derechos, las políticas públicas de igualdad entre mujeres y hombres y los logros del movimiento feminista". Del mismo modo, durante los últimos años ha habido posiciones dentro del feminismo que cuestionan el derecho de las personas trans a la autodeterminación de género porque consideran que puede "borrar a las mujeres" o provocar cambios legales de la Ley Integral contra la Violencia de Género que afectarían negativamente a los derechos por los que han luchado las mujeres. 


Desde estos sectores del feminismo también consideran que otras normas como la Ley de Protección de la Infancia —que afirma que los niños “tienen derecho a que su orientación sexual e identidad de género, sentida y expresada, sea respetada en todos los entornos de la vida”— tienen sesgo de género y atentan contra las mujeres.


El texto del PSOE ha sido duramente criticado por sectores del colectivo LGTBI+, así como por Unidas Podemos y personas del propio PSOE como Carla Antonelli, diputada trans de la Asamblea de Madrid, quien considera que el documento y la ideología que se desprende de él "atenta contra la dignidad de las personas trans". Además, organizaciones como Amnistía Internacional han pedido en muchas ocasiones a los estados que reconozcan la autodeterminación de género. 


Las personas trans y queer calificaron el documento de "tránsfobo" y "lleno de prejuicios y bulos". Mar Cambrollé, presidenta de la Federación Plataforma Trans hizo un llamamiento "a las activistas a no participar en los eventos organizados por el PSOE en el mes de la diversidad mientras no haya un distanciamiento explícito del contenido transfóbico de ese panfleto". Desde este colectivo consideran que el PSOE y las "feministas radicales"o "radfem" "utilizan el fundamento teórico de la biopolítica que ha sido la herramienta que ha enmascarado la opresión de las personas blancas sobre las negras, de los hombres sobre las mujeres y ahora de las personas cis sobre las personas trans y no binarias". Además, las personas trans aseguran que también ellas son feministas y explican que no quieren "acabar con el sujeto mujer, sino a engrandecerlo en su diversidad" y comparan la polémica actual con que "el derecho al aborto, al divorcio y al matrimonio entre personas del mismo sexo no ha destruido la familia ni han restado derechos a nadie". 


La pasada legislatura el partido de Pablo Iglesias ya presentó una ley trans y otra LGTBI en las que se reconoce el derecho a la autodeterminación de género. Ahora, parece que, a pesar de la negación del PSOE, el Ministerio de Igualdad está decidido a aprobar la ley trans. El miércoles, Irene Montero aseguró que el Gobierno está comprometido con los “derechos” de las mujeres trans y, además, este año el cartel de la campaña LGTB+ homenajea a Marsha P. Jonhson, una mujer trans y racializada que participó en la revuelta de Stonewall, el origen al Orgullo hace medio siglo.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH