Echenique, deja ya de mirar al dedo...

Manuel Fernando González Iglesias

Cuando un dedo apunta al cielo, el tonto mira el dedo” regocijante frase que sintetiza, mejor que otras muchas, la capacidad que tenemos muchos humanos de ser admitidos en el muy numeroso Club de los lelos por la afinidad que tenemos en opinar con malsana intención sobre asuntos sobre los que deberíamos mantener la boca cerrada.


El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique


Les pongo un ejemplo que ahora mismo es debate público, para desdoro de la inteligencia política de su conocido autor, que no es otro que el rosarino y portavoz parlamentario de Podemos, Pablo Echernique, quién, por defender a su jefe, el inmoral Pablo Iglesias de la acción de la Justicia, ha parido una indecente frase sobre el colega de Antena 3, Vicente Vallés que, no solo evidencia que este político ha perdido el oremus, sino que además como portavoz de un grupo parlamentario no siente el más mínimo respeto por las formas que su cargo actual le obligan a guardar en sus declaraciones públicas.


Su intempestiva e indecente frase dirigida al periodista que presenta el telediario de Antena 3 se resume en una triste línea que ha causado escándalo e indignación entre la gente, por ser, no solo injusta o desproporcionada, sino por atentar gravemente contra la libertad de expresión de toda una profesión que siempre está sometida al juicio de ley y que, por cuyo cumplimiento, muchos profesionales nos hemos visto sometidos a innumerables sobresaltos y penurias. Que Echenique diga de nuestro colega que a éste “Le produce sarpullido que las cloacas no consiguieran su objetivo" refiriéndose a la entrada en el Gobierno de Podemos, es un exceso verbal que nos permite a otros informadores con más experiencia que la suya, considerarlo, por lo menos, como un ignorante político de alta toxicidad excluyente. Y por tanto, un grave peligro para sus propios votantes y la Democracia con mayúsculas.


Como me aseguran que Su Señoría además de mal portavoz es un buen físico, me resulta todavía más que incomprensible esta deriva suya hacia el chavismo excluyente, que defiende su jefe y muchos de sus correligionarios más sectarios que ahora viven mejor que sus desvalidos votantes, abandonados a su suerte tras su llegada masiva a privilegiados cargos bien pagados con el presupuesto público.


Al periodista, en cambio, que vive de su salario profesional, solo queda darle un abrazo de solidaridad al compañero, Vicente Vallés, y pedirle que siga en la pelea por la buena información, porque ese es el mejor antídoto contra la intolerancia y la mala política. A Atresmedia no le digo nada salvo que debería, de vez en cuando, mirarse la línea editorial de La Sexta, que también es de su propiedad, para averiguar de donde saca tanta prepotencia el partido del Señor Iglesias y su amigo Echenique. A lo mejor, hasta consiguen dar con la clave de tanta mala baba.


Y para terminar un ruego: Señor Echenique deje ya de mirar al dedo……

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH