Hablemos del presente

Ya he especificado en artículos anteriores que considero que determinadas funciones mentales se comportan como sentidos, en concreto las siguientes: Memoria, Previsión, Reflexión, Comprensión, Imaginación y Psicomotricidad. Esta clasificación propuesta nos aporta una nueva visión para analizar planteamientos de todo tipo. Uno de estos planteamientos es lo que hace énfasis en centrarnos en el presente para poder estructurar mejor nuestras vidas para conseguir más disfrute día tras día. Ahora bien, dicho planteamiento olvida que somos seres temporales en el sentido más amplio, es decir, nos proyectamos hacia el futuro con nuestras previsiones y revisamos el pasado con nuestros recuerdos. Este ejercicio de nuestra temporalidad total nos aporta, entre otros sentimientos, seguridad y alegría. Y por lo tanto obviar futuro y pasado por centrarnos en el presente es una manera de capar de que recorta gravemente nuestra libertad como seres humanos.


Varios niños Juegan a la comba en una actividad del programa Caja ProInfancia



Hay dos sentidos que quedan enmarcados en un espacio temporal concreto. La Memoria es el sentido del pasado y la Previsión es el sentido del futuro. Pero del resto de sentidos qué podemos considerar que es el sentido del presente? Después de darle unas cuantas vueltas llegué a la conclusión de que el sentido del presente es la Comprensión. Hay que tener en cuenta que el concepto de presente exige poseer un conocimiento en todo momento que nos ayude a comprender que el ahora que se fuga como un rayo está presente. Cuando yo era niño recuerdo que yendo a la bodega del barrio para devolver unas botellas de vino me venía al campo un pensamiento recurrente: "estoy aquí". Y me repetía una y otra vez y al hacerlo era consciente de que estaba viviendo mi presente. Esta capacidad sensitiva es la misma que nos hace ser conscientes constantemente que en cualquier momento podemos morir, a pesar de que haya voces que indican erróneamente que los individuos viven como si no tuvieran que morir. Los individuos vivan como vivan saben en todo momento que han de morir, como saben igualmente en cualquier situación el presente que les rodea.


Hoy en día, cuando parece que los terapeutas de coaching se vierten a hablar sobre las excelencias del presente, hay que remarcar que no dejamos de lado pasado ni futuro porque si lo hacemos nuestro presente se verá empobrecido.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH