En el umbral de la locura

Grandes creadores como Van Gogh o Nietzsche experimentaron episodios de locura plena. Sus genialidades creativas, asociadas a un talante bastante sensible, los abocaron a ser unos inadaptados a la realidad que los rodeaba. Grandes personajes. Pero no hay que alcanzar su nivel para vernos ubicados en el umbral de la locura.


Hoy en día existen fármacos que facilitan una cierta domesticación del cuerpo, pero a pesar del uso generalizado de estos fármacos hay un afán de sustituirlos por actitudes. Entonces participan todas las corrientes psicológicas con sus recetas. Y también individuos que no son psicólogos aportan sus soluciones. En medio de todo ello la filosofía también debe dar su opinión.


Depresión 2912404 1280

Pixabay


La vida humana es suficientemente compleja para dar una receta universal, esto de entrada. Una vez aceptada esta realidad, habrá que ver cómo los puntos comunes entre los seres humanos nos pueden ayudar a personalizar soluciones ante cualquier tipo de conflicto.

Uno de los recursos que tenemos los individuos para afrontar los problemas es compartir nuestras actitudes. Asociarse o socializar nuestros espectros nos alivia las preocupaciones y nos da fuerzas para encontrar soluciones a todo tipo de enredos. La necesidad de ejercer de seres sociales como motor de cambio.

Y hay otra capacidad humana que nos es propia y rica: la capacidad de reflexionar. Podemos reflexionar para hacer la vida agradable a los demás y podemos reflexionar para intentar encontrar respuesta a conflictos trascendentes y cotidianos. Esta específica capacidad está a veces muy desprestigiada, a favor de la espontaneidad y de lanzarse a la acción sin demasiados miramientos.

Con miles de millones de personas en el mundo vemos que la posibilidad de crear un entorno agradable donde prevalezca la armonía y la paz no es nada sencilla, pero la magia de la filosofía es ver cómo unas pocas personas pueden hacer un esfuerzo reflexivo suficientemente adecuada para dar respuesta a conflictos de miles de millones de personas. Y esta magia hace que nos salvamos de perder la cabeza todas las veces que hemos estado al borde de la locura.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH