​La justicia da permiso a Puigdemont para que pueda usar las siglas de JuntsxCat

|

El Juzgado de Primera Instancia 3 de Barcelona ha desestimado la solicitud de medidas cautelares que pidió el PDeCAT en su demanda por las siglas de JxCat, por lo que el expresidente Carles Puigdemont podrá usar por ahora esta denominación si hay una convocatoria electoral. 


Foto d'arxiu de Carles Puigdemont


En el auto, la magistrada desestima la solicitud que presentó el PDeCAT para anular los acuerdos de una asamblea en la que se cambió la dirección del partido por afines a Puigdemont.


La demanda del PDeCAT sostiene que esa asamblea se celebró de manera irregular, y pide anular los acuerdos que se tomaron, lo que podría impedir que la formación liderada por Puigdemont utilice las siglas de JxCat una vez el juzgado entre en el fondo del asunto.


La asamblea que impugna el PDeCAT fue el 27 de junio, y en ella se modificaron los estatutos de la formación y se nombraron los nuevos cargos de presidente del partido, Carles Valls, secretaria de la asamblea, Montserrat Morante, como tesorera a Irene Negre y como defensor del afiliado a Josep Pagès.


La demanda critica un "intento de apropiación del capital político del PDeCAT", que pide anular, además de la asamblea del 27 de junio, todos los acuerdos del Comité Ejecutivo formado ese día.


SIN CONEXIÓN

En el auto, la magistrada cuestiona la relación entre las decisiones impugnadas y el perjuicio jurídico que puedan causar al PDeCAT: "Los supuestos incumplimientos del régimen de convocatoria y de adopción de acuerdos no se encuentran en conexión con los intereses expuestos en sede demanda sobre la vinculación económica y de recursos existentes entre ambos partidos, intento de apropiación de capital político por parte de JxCat, o ser el demandante el impulsor de la vida política y asociativa del partido demandado".



Y añade que "además dichos intereses que se estiman cercenados se relacionan por el propio demandante con decisiones adoptadas por la dirección del partido JxCat con posterioridad", en referencia que la demanda del PDeCAT afirma un incumplimiento del acuerdo sobre abono de subvenciones del grupo parlamentario.


REACCIÓN DEL PDECAT

Por su parte, el PDeCAT ha lamentado la actuación "irregular y poco ética" de JxCat pese a respetar que el Juzgado de Primera Instancia 3 de Barcelona haya desestimado la solicitud de medidas cautelares que presentaron por el uso de las siglas, lo que permite que el expresidente Carles Puigdemont pueda seguir usando por ahora esta denominación si hay una convocatoria electoral.


En un comunicado, han reaccionado así al auto de la magistrada que desestima la solicitud que presentó el PDeCAT para anular los acuerdos de una asamblea en la que se cambió la dirección del partido adscribiéndola a personas afines a Puigdemont.




Desde el partido que preside David Bonvehí, aseguran que se mantienen firmes en la convicción de que han actuado "correctamente" a la espera de la sentencia definitiva por parte del juzgado, dado que la demanda que se presentó en el juzgado sigue adelante. "A partir de ahora, el pleito judicial seguirá su curso, en el que el PDeCAT acreditará su condición de interesado legítimo a los efectos que se conceda la revocación de los acuerdos tomados en relación a JxCat", concluyen.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH