jueves, 29 de octubre de 2020

Teatro Aquitania: «Smiley, després de l’amor», una historia de amor en el que pesan las nuevas tecnologías y las particularidades de la Barcelona LGTBI

|

Hace ocho años Guillem Clúa estrenó «Smiley Una història d’amor», una comedia que pasó exitosamente por tres escenarios barceloneses, fue luego a Madrid y, debidamente traducida, se ha representado en diversos países europeos y americanos, incluida la ciudad de Nueva York. La obra significó, en su día, un toque de atención, aunque sólo fuera porque su final -un final feliz porque se trataba de una comedia romántica- sus dos protagonistas, Alex y Bruno, manifestaban expresivamente su amor dándose un beso ante el público, algo que aún hoy, pese a todos los avances conseguidos en las relaciones igualitarias, haría volver la cabeza a más de uno o una si lo viese en la calle.


Teatro Smiley Despru00e8s de l'amor Cartel



Clúa nos ha explicado que aquel éxito constituyó toda una tentación que invitaba a reponer la obra de nuevo, pero se planteó la duda, muy razonable, de hasta qué punto una relación sentimental, por muy teatral que sea, debe quedar anclada en momento concreto. Todas las relaciones humanas, y muy en particular las de pareja, evolucionan por el efecto de la convivencia, que no siempre constituye una experiencia positiva.


“Me habían preguntado en algunas ocasiones si creía que Alex y Bruno serían capaces de convivir mucho tiempo, habida cuenta que eran dos personas muy distintas, hecho que hacía presumir que su relación no iba a ser fácil. Esta duda me llevó a plantearme la posibilidad de que si mis personajes debían regresar a un escenario lo habían de hacer teniendo en cuenta los años transcurridos desde el momento en que había concluido la historia inicial. Muchos temas se contemplan ahora de forma diferente, tales como las relaciones gays, la crisis de los cuarenta, el matrimonio, los fantasmas del pasado o las expectativas que crea el amor romántico. La conclusión fue que era necesario escribir una obra nueva para que la interpretaran los mismos que la habían sido sus protagonistas originarios: Ramón Pujol (Alex) y Albert Triola (Bruno), los cuales que, como es natural, han cumplido los mismos años que sus personajes de ficción. Y es que en 2020 Bruno y Alex llevan ya una mochila sobre sus espaldas que les hace ver las cosas y el futuro de otra forma”.


La consecuencia ha sido «Smiley Després de l’amor», la nueva comedia que se ha estrenado en el Teatro Aquitania, donde permanecerá hasta mediados de diciembre. “Es, nos explican, “una obra difícil porque en el texto y con la ayuda del humor subyace sin embargo un huracán que te arrastra y te hace pasar imperceptiblemente de la comedia al drama como un verdadero Dragón Khan de las emociones, por lo que su interpretación resulta muy exigente”. “Es -reconoce Clúa- la obra más compleja que he escrito”. Y añade que pese a existir una clara continuidad entre la obra precedente y la actual, son independientes y el espectador puede ver esta última sin necesidad de haber disfrutado de la anterior.


“«Smiley Després de l’amor» -nos anuncian Clúa y los dos protagonistas- nos emocionará y nos hará reír con una historia de amor contemporáneo en el que pesan factores como las nuevas tecnologías o las particularidades de la Barcelona LGTBI”.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH