viernes, 4 de diciembre de 2020

La Cámara de Barcelona alerta que la recuperación económica de Catalunya es más lenta que en el resto de España

|

La Cámara de Barcelona prevé que la caída del PIB de Catalunya este año sea del 12,7%, una cifra que empeora las previsiones de hace tres meses que estimaban una reducción del 10,3% ya que no recogían el impacto de la segunda ola del coronavirus, según se desprende del Informe de Coyuntura catalana del tercer trimestre que se ha presentado este miércoles en rueda de prensa.


El presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell, posa tras una entrevista para Europa Press, en Barcelona, Cataluña (España), a 17 de julio de 2020.



Los datos también muestran que la recuperación será menos intensa de lo previsto hace tres meses ya que el incremento del PIB para 2021 será del 6,4%, tres décimas menos que en el informe del segundo trimestre.


El PIB catalán creció un 5,4% el tercer trimestre respecto al anterior y llegará hasta el 9,1% en el cuarto, pero a nivel interanual la caída será del 16,8% y del 7,7%, respectivamente.


El impacto sobre el empleo se reflejará en una tasa de paro que escalará hasta el 17,5% --sin contar los ERTE-- este año, y que se prevé que se empiece a reducir en 2021 hasta alcanzar el 13,6%.


El número de asalariados "efectivos" (descontando ERTE) en Catalunya en septiembre fue de 2,57 millones, un 9% menos que hace un año, y el número de empresas activas fue 239.346, un 7,3% menos.


En este sentido, la recuperación en Catalunya está siendo más lenta que en el conjunto de España, donde los asalariados en septiembre fueron un 7,1% menos y el número de empresas activas un 6,1% inferior, 1,9 puntos y 1,2 puntos mejor que en Catalunya.


El director de Estudios Económicos de la Cámara de Barcelona, Joan Ramon Rovira, ha afirmado que la rápida recuperación que se estaba viviendo entre abril y julio se ha frenado, y se espera que sea mucho más lenta o se estanque a partir de octubre.


RAZONES PARA EL OPTIMISMO


El presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell, ha admitido que se confirma que la tendencia será más negativa de lo esperado, pero ha destacado que existen "motivos para el optimismo" para una recuperación sólida para que en 2022 el PIB de Catalunya sea mayor que el de 2019.


Una de esas razones es el récord de ahorro acumulado de las familias que, según los datos de la Cámara, llega hasta los 22.000 millones de euros, de los que 12.000 serían "ahorro forzado", aquel que las familias no pueden gastar por mucho que lo deseen.


Canadell ha señalado que el ahorro es la variable "que nadie está comentando" que puede servir de palanca junto a los fondos europeos para una recuperación más rápida.


Parte de este ahorro también respondería al miedo de algunas familias de hacer inversiones importantes en un momento de incertidumbre económica y laboral que posteriormente se añadiría al consumo durante la recuperación.


Asimismo, Canadell también ha apuntado a que algunas empresas "están haciendo el agosto" durante la pandemia y que el comercio internacional se está reactivando, lo que considera que Catalunya debería aprovechar para abrir todavía más su economía como hizo para salir de la anterior crisis económica.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH