viernes, 4 de diciembre de 2020

Susana Jiménez (Hospital de Bellvitge): "Un 15% de los pacientes que presentan trastornos con el juego de apuestas previamente han tenido problemas con los videojuegos"

|

La doctora Susana Jiménez Murcia es especialista en Psicología Clínica y coordinadora de la Unidad de Juego Patológico y Adicciones del Comportamiento en el Hospital Universitario de Bellvitge. Con ella ha conversado CatalunyaPress para hablar de la ludopatía, un problema muy presente en la sociedad y a menudo, invisibilizado.


Susana Jimu00e9nez Murcia


 


- ¿Cómo podemos identificar a un ludópata?


De entrada decir que la palabra ludopatía ha caído en desuso. Los nuevos manuales diagnósticos de trastornos mentales incorporan lo que antes se conocía como "juego patológico" o "ludopatía" en la clasificación de "adicciones a sustancias y trastornos relacionados" y esto ha hecho que se cambie el nombre. Ahora se llama "trastorno de juego", para que la idea se puso énfasis en la patología y no en la persona, disminuyendo el estigma que habitualmente acompaña a esta problemática.


Dejando eso de lado, para identificar a los enfermos, habitualmente lo que pasa es que la actividad de juego deja de ser una actividad de ocio y se convierte en una necesidad, por lo que la persona termina invirtiendo más tiempo y más dinero de lo que realmente se puede permitir. Juegan con la idea de recuperar el dinero que han perdido y entran en una dinámica que les es muy difícil o imposible de detener: pierden dinero, se sienten culpables y mienten a casa para tapar esta conducta. Esta actividad acaba teniendo repercusión en todos los niveles de vida de la persona: las familias suelen decir que los ven cerrados, poco comunicativos, diferentes, ... Es todo un cuadro de síntomas que, para identificarlo rápidamente, se podría resumir en : comienzan a tener problemas económicos y un estado emocional de más aislamiento y menos comunicación.


- Uno de los síntomas más identificables es la mentira?


Es uno de ellos, pero no es el más identificable. Muchas veces las familias vienen insistiendo en el punto de la mentira, afirmando que además de tener problemas con el juego son mentirosos compulsivos. Pero bueno, les explicamos que esto no es así y les hacemos preguntas como si mentían antes. En la mayoría de casos no es así, sólo lo hacen desde que están jugando. La mentira sólo es uno de los síntomas de la adicción y en el proceso de recuperación, los enfermos lo acaban superando.


La psicóloga explica que hay nueve síntomas para identificar a un ludópata. Si cumple entre cuatro y cinco, se trataría de un enfermo leve. En caso de cumplirse siete, sería un caso moderado. Y 8 o 9, sería grave.


- Cualquier persona que juegue a este tipo de juegos es susceptible de caer en la ludopatía?


Para caer en el trastorno intervienen factores de tipo individuales, ambientales, e incluso biológicos. La combinación de todos ellos es el hecho de que lo provoca. De todos modos, es cierto que el juego de apuesta tiene un potencial adictivo muy importante. Se ha visto que no es un trastorno homogéneo, sino muy heterogéneo, donde se pueden identificar muchos subgrupos de jugadores. Entre estos subgrupos hay uno que presenta muchos rasgos de personalidad que los predispone a caer: una elevadísima impulsividad; la búsqueda constante de sensaciones fuertes; una baja tolerancia a la frustración; muy poca tolerancia al aburrimiento y con muchas dificultades para tomar decisiones y organizar su vida. Este grupo suelen empezar muy jóvenes a jugar y habitualmente lo combinan con el consumo de sustancias. Pero también hay otro grupo formado por personas totalmente funcionales, como las personas de edad avanzada que no habían jugado en la vida y cuando se jubilan, caen en la adicción. En estos grupos, lo que acaba influenciando más es el potencial adictivo del juego.


- ¿Ha detectado trastornos de juego en los jugadores profesionales?


Es un colectivo que no vemos habitualmente en las consultas. Sí es posible y hemos tenido algún caso, de hecho hay muchos documentados en la literatura científica, porque es una actividad de riesgo y es muy fácil pasar la frontera y que la actividad profesional se convierta en una adicción, como ocurre con los profesionales de los videojuegos. Los jugadores profesionales deben tener mucha disciplina, un horario muy pautado, mucho control emocional ante momentos adversos, lo que los convierte en un perfil muy específico de persona que puede hacer esta actividad sin tener problemas. Y aún así, dicho por ellos mismos, la frontera es muy fina y es posible que en determinadas situaciones hayan saltado al otro lado.


La publicidad del juego en la televisión debería ir en la dirección contraria, y no con personajes o celebrities que nos dicen que está muy bien jugar mostrando una vida llena de glamour.



- ¿Cómo valoras la gran visibilidad que tiene el juego en la televisión? Habitualmente podemos ver a famosos promocionando el juego ...


Lo que se debería promover es justo lo contrario: campañas de sensibilización dirigidas a la población para que entiendan que, a pesar de ser una actividad lúdica, tiene un riesgo potencial muy alto. La publicidad del juego en la televisión debería ir en la dirección contraria, y no con personajes o celebrities que nos dicen que está muy bien jugar mostrando una vida llena de glamour.


También se debería informar de las probabilidades reales de ganar los premios, poniendo ejemplos de situaciones que uno piensa que son poco probables, como que te caiga un rayo encima, y que sean aplicables a la probabilidad real de que hay que ganar un premio en cualquiera de los juegos de apuesta. Es necesario dar a la población herramientas para pensar y no hacerlos caer en disrupciones e ideas mágicas.


- Ha cambiado el perfil del jugador en los últimos años?


En los últimos diez años en la Unidad de Bellvitge no hemos notado un incremento de casos, con una media de 350 nuevos casos anuales, pero lo que sí estamos viendo es un cambio de perfil. En 2020, hemos tenido un 84,5% de consultas por juego patológico, un 57,5% para juego presencial, mayoritariamente tragaperras y un 26% para juego online. El juego presencial sigue siendo el predominante, pero ha caído mucho mientras crecen las consultas por juego online. Si comparamos los datos de 2010 con las de 2020, la prevalencia del juego online se ha multiplicado por diez, mientras que las consultas por juego presencial han bajado. Además los jugadores online empiezan más jóvenes y pasa muy poco tiempo desde que comienzan a jugar hasta que llegan a consulta.


Respecto a los jóvenes, de 2010 a 2019 ha habido un incremento de más del 12% de casos de pacientes entre 16 y 25 años. El año pasado este colectivo aglutinó el 17,4% de las consultas. No es lo más habitual, pero tenemos casos de 16 y 17 años que ya han llegado a consulta y por tanto, llevaban un tiempo jugando. En esta franja de edad el juego número 1 es la apuesta deportiva.


Un 33,5% de los adictos al juego presenta algún otro trastorno emocional o consumo de sustancias asociado



- Es habitual combinar el juego con estupefacientes?


La comorbilidad del juego es muy habitual. En las mujeres suele estar asociado con los trastornos como la depresión y en los hombres, con la adicción al alcohol y sustancias. Un 33,5% de los adictos al juego presenta algún otro trastorno emocional o consumo de sustancias asociado. El tabaco es el más habitual (61,2%), seguido del alcohol (15,6%) y otras drogas (10,3%).


- ¿Qué juegos crean más adicción?


El juego que tiene menos potencial adictivo son las loterías, exceptuando el 'rasca', por su inmediatez. Estos juegos de resultado rápido son los más peligrosos, como son las máquinas tragaperras, que es de los más adictivos que existe y están por todas partes. Además, no tienen control de acceso para poder jugar y terminan siendo utilizadas por menores. Respecto a los juegos de casino, los más peligrosos son el póquer y la ruleta.


- Las crisis provocan que aumenten los problemas juego?


Sí, esto lo confirmamos en 2010, que tuvieron casi 100 casos más de los que solemos tener habitualmente, coincidiendo con uno de los peores momentos de la crisis económica que sufrieron. Muchos pacientes decían que después de haber perdido el trabajo pensaban que el juego podía ser una fuente de ingresos, una manera de solucionar los problemas económicos. Y claro, esto nunca ocurre, sino todo lo contrario.


- ¿Qué opina de los videojuegos? Pueden fomentar los trastornos del juego?


Según nuestros estudios, un 15% de los pacientes que presentan trastornos con el juego de apuestas previamente han tenido problemas con los videojuegos. Es decir, sí puede ser una puerta de entrada especialmente ahora que la industria del videojuego cada vez utiliza más estrategias para que los usuarios paguen por mejorar. Los que tienen más potencial adictivo aquí a consulta son los juegos épicos online que no tienen final, como el Fortnite, el World of Warcraft o el League of Legends.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH