viernes, 4 de diciembre de 2020

La salas de conciertos lamentan las restricciones y se ven "tocadas de muerte"

|

El presidente de la Associació de Sales de Concerts de Catalunya (Asacc), Lluís Torrents, ha lamentado las nuevas restricciones anunciadas por el Govern para frenar la segunda ola de la pandemia de Covid-19: "El sector está tocado de muerte".


Fotonoticia 20201029195251 1920



Ha criticado la utilidad de la declaración de la cultura como bien esencial tras el anuncio por parte del Ejecutivo catalán de cerrar el acceso al público a actividades culturales como las artes escénicas y musicales: "Estamos decepcionados".


El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha anunciado este jueves que el Govern destinará 300 millones de euros para apoyar a los sectores afectados por las restricciones que ha decretado el Ejecutivo catalán.


Así, 17,2 millones de euros se destinarán a ayudas para entidades y empresas culturales; 20 millones para entidades de educación en el ocio; 10 millones para clubes deportivos federados, y 50 millones para reforzar las ayudas vigentes para los establecimientos de restauración y centros de estética, así como para ampliar su alcance a los establecimientos de ocio nocturno, parques infantiles y otros establecimientos afectados por las restricciones.


Sin embargo, Torrents ha defendido que tienen que verlo publicado en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc) porque desde el Govern "han dicho cosas que luego no se han cumplido" y ha asegurado que ya no se creen nada.


Torrents ha explicado que, entre las 80 salas que integran la Asacc, han estimado unas pérdidas desde el inicio de la pandemia de entre 12 y 15 millones de euros aproximadamente, y ha lamentado que "dos de ellas ya han cerrado y que tres más difícilmente pasan este mes".


En este sentido, Torrents ha reclamado gestión política para que las ayudas no sean solo en forma de dinero y ha pedido que paralicen el pago de alquileres en su totalidad, los ERTE, los costes bancarios, los suministros y las aseguradoras, entre otras, hasta que puedan retomar su actividad: "Nos tienen que hibernar".


Al ser preguntado por el futuro del sector, Torrents ha dicho que el horizonte de las salas de concierto es la supervivencia porque, a su juicio, están en peligro de extinción: "Tenemos que aguantar el máximo tiempo posible y seguir trabajando".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH