miércoles, 3 de marzo de 2021

Una mujer corta la cuerda de sujeción de un operario que estaba colgado a una altura de 13 plantas

|

Agentes de la Policía Nacional de Benidorm (Alicante) han detenido a un matrimonio de 51 y 60 años de edad, por un presunto delito de tentativa de homicidio contra un trabajador que se encontraba realizando trabajos verticales en un edificio de la localidad a una altura de 13 plantas. El hombre ha quedado en libertad después de que los efectivos policiales hayan descubierto que la acusada estaba sola en la vivienda en el momento de los hechos.


EuropaPress 3536308 nota prensala policia nacional detiene mujer intento homicidio operario


Imagen del edificio en el que ha sucedido el incidente / POLICÍA NACIONAL



En concreto, la mujer cortó una de las cuerdas de sujeción de uno de los operarios que realizaba reparaciones en la fachada del edificio debido a que no estaba de acuerdo con lo aprobado por la comunidad de vecinos, según ha informado la Policía en un comunicado.


Los hechos ocurrieron cuando dos trabajadores observaron que desde una de las ventanas había unas manos de una persona que manipulaba la cuerda principal y se percataron de que la otra cuerda, llamada de seguridad o de vida, habría sido cortada por la misma persona.


Por ello, ante el temor de que esa persona cortara la única cuerda que le sujetaba, el trabajador se aferró rápidamente a la cornisa del edificio para no precipitarse al vacío a la vez que ambos trabajadores gritaban pidiendo auxilio.


Ante el alboroto, la persona que estaba manipulando las cuerdas de seguridad desde una ventana de la planta 20, soltó la única que quedaba sin cortar y se ocultó en el interior de la vivienda.


Los operarios, que se encontraban a una altura de 13 plantas en el momento de ocurrir los hechos, consiguieron alcanzar el suelo y ponerse a salvo sin llegar a sufrir ningún tipo de lesión.


Tras dar aviso a la Policía, las patrullas de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana acudieron hasta el lugar y determinaron que las cuerdas habían sido cortadas con un cuchillo. Una vez personados en la vivienda, el matrimonio arremetió contra los operarios por haber roto las bisagras de una ventana al realizar los trabajos y, en un primer momento, negaron los hechos.


Sin embargo, después de que los agentes investigadores contrastaran todos los datos con los testimonios de la víctima y testigos, determinaron que en el momento de los hechos en la vivienda se encontraba solamente la mujer.


Por ello, los detenidos, un hombre y una mujer, han sido trasladados a dependencias policiales y tras prestar declaración, el hombre quedó en libertad ya que los agentes determinaron que en el momento de producirse los hechos en la vivienda solo se encontraba la mujer.


Asimismo, fuentes policiales han apuntado la posibilidad de que la acusada sufra algún tipo de trastorno psiquiátrico. Se le imputa un delito de tentativa de homicidio por lo que ha sido puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la localidad de Benidorm, decretando el Juez su libertad con cargos.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH